El Ibex pierde un 1,6% y el diferencial sube hasta los 324 puntos

La banca y Portugal golpean los mercados

Enero se despide en los mercados con más tensión que como comenzó. Las Bolsas han cerrado con caídas superiores al 1% en el caso de Europa y las primas de riesgo de los países periféricos han vuelto a repuntar.

Cotizaciones sobre un papel
Cotizaciones sobre un papel

La situación se complica para los inversores, que aún están pendientes de un acuerdo firme sobre la quita voluntaria de Grecia, y que contemplan como la realidad de Portugal se agrava. El Ibex ha finalizado con un descenso del 1,62%, a la altura de los 8.517 puntos. La prima de riesgo ha subido a 324 puntos básicos frente a los 311 del pasado viernes. La rentabilidad del bono a 10 años ha superado de nuevo el 5%.

En Portugal, la reacción de los mercados ha sido más fuerte. El bono a 10 años ha cotizado al 17,40%, con la prima de riesgo en 1.560 puntos básicos, nuevo récord. El mercado empieza a descontar que el primer rescate por importe de 78.000 millones que acordó el país con la UE en la primavera pasada no será suficiente. La tensión ha salpicado a Italia, cuyo spread también ha subido, a 430. El Gobierno ha colocado en el mercado 5.574 millones de euros en bonos a 5 y 10 años a un interés inferior a emisiones anteriores. Por su parte, el Tesoro español tiene un objetivo máximo en la subasta de bonos y obligaciones que celebrará el próximo jueves de 4.500 millones.

El mercado de deuda se ha relajado, por el contrario, en otros países como Francia, Finlandia y Austria.

IBEX 35 9.681,30 1,14%

En la enésima cumbre que celebra hoy Bruselas para atajar la crisis, se ha conocido que la Comisión estaría dispuesta a renegociar los objetivos de déficit. "La escalada de la deuda viene esta vez de parte de Portugal, y por defecto ha salpicado a España e Italia. El hecho de que Bruselas esté estudiando flexibilizar los acuerdos de déficit pone en evidencia que existe cierta fractura entre los compromisos adquiridos y la posibilidad de cumplirlos", explica Alberto Roldán, responsable de análisis de Inverseguros.

Las críticas, mientras tanto, siguen pesando sobre algunas economías. Moody's considera que es muy difícil que España cumpla el objetivo de déficit del 4,4% en 2012 y que las fusiones bancarias podrían debilitar a los grandes bancos. Por su parte, Financial Times se planteaba en un artículo de opinión publicado hoy si España correría la misma suerte que Grecia.

Hay otro factor que ha contribuido al empeoramiento de los mercados en la recta final del mes. Nicolas Sarkozy ha anunciado que comenzará a aplicar una tasa por transacciones financieras a partir de agosto. Los descensos han sido fuertes en la banca parisina -BNP Paribas se ha dejado el 7,12% y Crédit Agricole y Société Génerale el 6,6% y 6,45%-, y lo peor es que son ventas no de inversores especulativos, ya que las posiciones cortas en el sector financiero están prohibidas de forma temporal en Francia y en otros países como España. En el Ibex, Santander y BBVA se han dejado el 2,70% y 2,36%. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que nacionalizará los bancos privados que no apuntalen sus planes para el sector ganadero del país. De momento, se ha citado con los representantes de las filiales, entre las que se encuentran el Provincial del BBVA.

En el Dax alemán, Commerzbank y Deutsche Bank han perdido el 4% y 3,75%.

"El hecho de que no se haya alcanzado un acuerdo sobre la quita en Grecia ha creado un margen del cultivo negativo en los mercados. La tasa Tobin anunciada por Francia tampoco ha sido bien recibida, y la vinculación entre prima de riesgo y banca es muy estrecha. La tensión sobre Portugal ha crecido. El viernes Fitch bajó el rating de España... Todo ha contribuido para un cierto empeoramiento en los mercados de renta variable y fija, después de haber tenido un mes muy positivo", explica Daniel Pingarrón, de IG Markets.

Vueling se ha situado como el valor destacado del día en tono positivo tras registrar un alza del 25% después de conocer la suspensión de pagos de Spanair, que contaba con una cuota de negocio superior al 20%.