Vueling e Iberia se esfuerzan por heredar rutas tras el cierre

80 pilotos y 200 auxiliares de Spanair piden su entrada en Iberia Express

El grupo Iberia, a través de su matriz y sus marcas Vueling y Express, está empeñado en convertirse en el heredero de los tráficos de Spanair tras su cierre de actividades el viernes. Casi 300 trabajadores de la catalana se apuntan a los procesos de selección de personal de Express.

La guerra por la "herencia" en pasajeros y rutas de la quebrada Spanair ha estallado con toda su virulencia. El fin de semana Iberia, Vueling y EsayJet se han esforzado por dar una alternativa a los miles de pasajeros que quedaban en tierra.

Hoy lunes estas empresas tenían previsto tomarse un respiro y madurar sus próximos pasos para atacar el fondo de comercio de la catalana. Sin embargo, la simple previsión de que la agresiva aerolínea irlandesa Ryanair tenía previsto comunicar cuales serán sus movimientos expansivos desde el aeropuerto de El Prat y en el mercado aéreo español en la actual coyuntura, ha disparado la reacción de sus competidores.

Iberia

Iberia ha incrementado su oferta de vuelos en las rutas en las que coincide con Spanair: Madrid y Barcelona, Bilbao, La Coruña, las Islas Baleares y Canarias y Copenhague.

Por otra parte, unos 80 pilotos de la compañía catalana han formalizado solicitudes para participar en el proceso de selección de las tripulaciones de Express, la nueva aerolínea de bajos costes que lanzará Iberia el 25 de marzo. Fuentes cercanas a la empresa que preside Antonio Vázquez, han señalado que, desde el viernes unos 200 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Spanair han enviado solicitudes para ingresar en Express. En este sentido las mismas fuentes han indicado que próximamente se hará pública la forma de optar a los 325 puestos de tripulantes de cabina y otros 50 empleados de staff que tendrá Express a final de año.

Vueling

El consejero delegado de Vueling ha anunciado que aumentará en 33 sus frecuencias de vuelo y estrenará cinco nuevas rutas desde Barcelona y Bilbao para cubrir el vacío que deja Spanair. Fuentes de la compañía han señalado que "el solape" entre la programación de vuelos de las dos empresas con base en Barcelona "era total" y por eso "hemos optado por incrementar las frecuencias".

En los planes de la empresa que preside Josep Piqué estaba aumentar su flota en cinco aviones en los próximos meses. La nueva situación obliga "adelantar estas incorporaciones y a prever un mayor crecimiento". El consejero delegado Alex Cruz, asegura que Vueling dará "prioridad en las entrevistas de trabajo para ampliar plantilla a empleados de Spanair" aunque ha señalado que no quiere "dar falsas esperanzas" a su plantilla porque "las contrataciones se hará con los criterios que siempre hemos venido aplicando"

Cruz, reclamó el apoyo a las instituciones catalanas, entre ellas la Generalitat, para lograr que el aeropuerto de El Prat pueda convertirse en un hub o nudo de conexiones internacionales, pese a la desaparición de Spanair. "Barcelona es nuestra casa" afirmó el directivo.

Vueling está disparada hoy en la Bolsa española al subir el 21% y los analistas coinciden en atribuir este hecho a las posibilidades que le abre el cierre de Spanair.

EasyJet

Javier Gándara, el director general para España de EasyJet, explicó que su empresa ha reaccionado al cierre de Spanair adelantando a hoy el vuelo entre Madrid y Bilbao que estaba previsto que se iniciara el 19 de febrero. La empresa de bajo coste inglesa ha decidido meditar con tranquilidad cual será su estrategia en la nueva situación. "No se trata de aumentar capacidad porque ha desaparecido un competidor" afirmó Gándara, ya que "durante mucho tiempo en el mercado español estamos padeciendo un grave exceso de capacidad y nosotros aspiramos a un desarrollo rentable".

Ryanair

El vicepresidente de Ryanair, Michael Cawley, ha reaccionado al cierre de Spanair reclamando a Aena una rebaja de las tasas aeroportuarias ya que considera que los "altos precios" que pagan las aerolíneas en España son una de las causas que provocan las quiebras.

Cawley ha avanzado que hoy se reunirá tanto con representantes de Aena como del gobierno catalán para analizar la situación creada por el cese de operaciones de Spanair. Además ha dado por supuesto que se anunciarán "nuevas rutas la próxima semana".