Cese de operaciones de Spanair

Spanair presenta hoy concurso de acreedores con un pasivo de 300 millones

La aerolínea Spanair ha presentado el concurso voluntario de acreedores con un pasivo que supera los 300 millones de euros.

Un afectado por el cese de operaciones de Spanair en la ventanilla de reclamaciones del aeropuerto de El Prat (Barcelona)
Un afectado por el cese de operaciones de Spanair en la ventanilla de reclamaciones del aeropuerto de El Prat (Barcelona)

El concurso, que ha entrado en el registro de la Ciudad Judicial, será repartido en las próximas horas a uno de los juzgados mercantiles de la ciudad, probablemente al nueve o al diez, que son los que reciben normalmente los concursos de acreedores con deudas acumuladas superiores a los cien millones de euros. Las mismas fuentes han asegurado que la voluntad del equipo legal de Spanair, representada por el bufete de abogados Roca i Junyent, es que el concurso se declare lo antes posible para evitar que alguno de los acreedores solicite el concurso necesario, lo que dificultaría mucho el margen de maniobra en la gestión de la crisis de la aerolínea

Esta misma mañana, Ferran Soriano, ha afirmado que la compañía presentará hoy concurso de acreedores. En una entrevista a Catalunya Ràdio, Soriano ha explicado que el concurso se ha preparado durante este fin de semana, "a pesar de que había piezas que aún no estaban listas" y que se presentará este mismo lunes. "Tenemos que ser muy diligentes y hacerlo todo muy rápido", ha señalado Soriano, que ha indicado que la aerolínea conseguirá generar activos con la venta de los aviones, todos ellos de alquiler.

Soriano ha asegurado que el equipo de dirección de la aerolínea, que suspendió sus operaciones el pasado viernes por la tarde de manera abrupta, "ha hecho bien lo que hacía falta y lo que se nos pedía", pero que, pese a ello, no consiguieron encontrar a tiempo un socio industrial, tras la renuncia de Qatar Airlines a entrar en el accionariado. "Cerramos por una falta de recursos en el tiempo que teníamos", ha subrayado, tras apuntar que "si hubiéramos tenido más tiempo y otras condiciones macroeconómicas hubiera sido mucho más probable encontrar un socio".

La renuncia definitiva de Qatar Airlines a inyectar recursos provocó que la Generalitat (principal accionista a través de varias empresas y entidades con capital público-privado) anunciara a Spanair el mismo viernes que no aportaría más dinero. En esta línea, el presidente de la compañía ha justificado la suspensión de los vuelos decidida el pasado viernes porque "los accionistas vieron que no había suficiente liquidez para continuar". "Hemos liderado la búsqueda de socios, pero en un momento determinado los accionistas deciden que no se debe buscar más", ha señalado, tras defender que la compañía "no era un pozo sin fondo porque si no los accionistas no hubieran ido invirtiendo dinero".

Respecto a los motivos que llevaron a Qatar a rechazar su entrada en la aerolínea, Soriano ha dicho que las razones "no tienen nada que ver con la eficiencia de la compañía", sino con "las incertidumbres y los riesgos futuros" que afrontaba, entre los que destaca la demanda presentada ante la Comisión Europea por las ayudas públicas recibidas.

En relación a su futuro profesional, ha asegurado que su prioridad ahora es "dar la cara" en nombre de Spanair en el proceso del concurso de acreedores que se abrirá en las próximas horas. De momento, no ha dado una respuesta al Manchester City, que le ofreció días antes del cierre de Spanair ser el director ejecutivo del club inglés. "No se irá nadie sin arreglar esto de la mejor manera", ha dicho.

La aerolínea catalana Spanair dejó de volar el pasado viernes por sus problemas de liquidez constantes. La compañía acumula deudas de al menos 300 millones de euros y, según fuentes del sector aéreo consultadas por El País, no tenía dinero "ni para combustible". La versión oficial de Spanair, sin embargo, es que la decisión de Qatar Airways de no entrar como socio fue lo que precipitó el cierre de la compañía.

Spanair era el año pasado la aerolínea que más conexiones ofrecía desde Barcelona y eso hacía acariciar a la empresa el deseo de transformar El Prat en el cruce de caminos para las mayores aerolíneas del mundo, en competencia con Londres, París o Madrid, entre otros.

El cierre de Spanair afectará hoy a 15.386 pasajeros

El cierre de Spanair afectará hoy a 15.386 pasajeros, que tenían billetes para viajar en los 143 vuelos programados inicialmente por la compañía en todos los aeropuertos en los que operaba.

Según los datos facilitados por la aerolínea, de estos 15.386 pasajeros, un total de 8.860 corresponden al aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona), donde Spanair concentraba la mayoría de su actividad.

De los 143 vuelos programados por Spanair para hoy, 85 corresponden al aeropuerto de Barcelona, 56 al de Barajas (Madrid) y dos a otras instalaciones aeroportuarias.

Estos viajeros se suman a los 23.000 que han visto cambiados sus planes este fin de semana después de que la aerolínea suspendiera de manera abrupta sus operaciones el pasado viernes por la tarde.

Las tres compañías que pactaron con el Gobierno 'billetes de rescate' para los pasajeros afectados han ampliado hasta el próximo viernes, 3 de febrero, el plazo para poder beneficiarse de un vuelo con descuento, aunque hoy se acaba el plazo para la compra del nuevo billete, a cuyo precio hay que añadir las tasas aeroportuarias. Así lo anunció ayer el responsable de marketing de Vueling en el aeropuerto de El Prat, Lluís Pons, cuya compañía está asumiendo la mayor parte de la recolocación de los pasajeros afectados por la crisis, de lo que también se encargan Air Europa e Iberia.

EFE

1.192 reclamaciones en Barajas

Los pasajeros afectados por la suspensión de vuelos en Spanair han presentado casi 1.200 reclamaciones en los mostradores de Aena en el aeropuerto de Barajas, donde continúa el goteo de pasajeros buscando información y comprando nuevos pasajes para poder llegar a su destinos. Según los datos de la compañía hoy había previsto operar 56 rutas en el aeropuerto de Barajas.

Por su parte, Aena detalló que entre las 20.00 horas del pasado viernes, cuando Spanair dejó de facturar vuelos en el aeropuerto madrileño, y las 09.00 horas de hoy se han contabilizado 1.192 reclamaciones de viajeros.

Los 254 trabajadores de Spanair tienen previsto asistir hoy a una asamblea en Barajas para reclamar información sobre su situación y estudiar la posible convocatoria de movilizaciones. Además, está previsto que se reúna en el aeropuerto madrileño el Comité de Empresa del centro, en el que se "propondrá la acción conjunta de todos los colectivos de la empresa para que se reconozcan los derechos de los trabajadores y su impotencia tras el anuncio de cese de actividad de la compañía". Así lo han manifestado a Efe fuentes del sindicato de tripulantes SITCPLA, que han pedido al Gobierno que "tome cartas en el asunto a través de los ministerios de Trabajo y Fomento y no se olvide de la la situación de los 2.400 trabajadores de la aerolínea".

EFE