El foco de la semana

Las nuevas provisiones lastrarán los resultados de la gran banca

Semana decisiva para la banca española. En los próximos días, las principales entidades financieras harán públicos sus resultados de 2011. Es el caso del Santander (martes), Popular (miércoles), BBVA (jueves) y Bankia (viernes). Al margen de las turbulencias financieras que acompañan a la economía desde hace ya más de cuatro años, los bancos y cajas vendrán lastrados sus resultados por un factor adicional: la exigencia de nuevas provisiones.

BBVA ya ha anunciado que provisionará 1.000 millones de euros por el fondo de comercio de Estados Unidos, que cargará contra los resultados de 2011, y parece que el grueso de la banca seguirá una política similar de adelantarse a las exigencias.

No tendrán que esperar mucho para conocer en qué consistirán estas: parece probable que el Consejo de Ministros del viernes anuncie su reforma del sistema financiero. De momento, se sabe que los requerimientos adicionales sumarán 50.000 millones de euros para hacer frente al agujero inmobiliario. Queda por conocerse la letra pequeña, de especial importancia cuando se habla de este tipo de magnitudes.

Estimaciones de actividad

En el plano macroeconómico, la semana se abrirá con la presentación del avance de la Contabilidad Nacional del último trimestre del año pasado. Un dato que servirá para ponderar el grado de deterioro de la actividad en España, dirigida de nuevo al pozo de la recesión.

El Banco de España ya ha avanzado una caída del PIB en el periodo analizado. Amén del obvio impacto sobre el empleo (la EPA del viernes habla ya de casi 5,3 millones de parados), la evolución económica dará pistas sobre las posibilidades reales de cumplir con el objetivo de déficit del 4,4% del PIB durante este año. Moncloa, de momento, reclama cada vez más abiertamente que se retoque ese umbral para dar un respiro a la economía.