Quién es quién en el BCE

Las caras del banco guardián del euro

En el consejo del BCE conviven halcones, economistas rígidos y ortodoxos, con palomas, flexibles y con la mano más abierta para los países endeudados. El relevo del español González-Páramo puede alterar el equilibrio de fuerzas.

Los seis miembros del Comité Ejecutivo del BCE
Los seis miembros del Comité Ejecutivo del BCE

Gestiona el euro y protege la estabilidad de los precios en la UE. El primer jueves de cada mes, decide sobre la política monetaria de la zona euro. Un italiano, un portugués, un alemán, un belga, un español y un francés dirigen, junto con los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los 17 países de la zona euro, el Banco Central Europeo. Aunque Mario Draghi es quien da la cara, en el consejo del banco conviven halcones, economistas rígidos y ortodoxos, con palomas, flexibles y con la mano más abierta para los países endeudados. El relevo del español González-Páramo puede alterar el equilibrio de fuerzas.

Abre y cierra el grifo de la economía europea. El Banco Central Europeo es la máxima institución económica del viejo continente, y, en tiempos de crisis, sus decisiones son vitales para los ciudadanos europeos. En mayo de 2010 empezó a comprar deuda de países periféricos y el pasado diciembre quiso dar un respiro a los bancos, aprobando una subasta de liquidez a tres años al 1% de interés. La medida alivió las tensiones en el sector bancario (tiene hasta 2015 para devolver el dinero que pida a este bajo tipo de interés) y, de forma indirecta, a los países bajo el foco de los mercados como España e Italia. Medidas que le han valido críticas tanto por exceso como por defecto.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo se reúne el primer jueves de cada mes. Su mandato es mantener la inflación bajo control y velar por un sistema financiero estable. Y el primer jueves de cada mes se enfrentan en el banco las distintas sensibilidades, exacerbadas en los últimos años, entre los llamados "halcones" y las "palomas".

Los halcones son los economistas más rígidos, dispuestos a imponer políticas monetarias más duras, y las palomas son más flexibles, destacan por la laxitud en el control de la inflación y están más preocupados por rescatar a los países en quiebra. La dimisión el año pasado de Axel Weber y Jürgen Stark, dos halcones de origen alemán, a causa de la compra por parte del BCE de deuda de países periféricos, fue una de las mayores crisis en el seno del banco. Weber era el primer candidato a suceder a Trichet (finalmente el sucesor fue Draghi) y Stark era el economista jefe y número tres de la institución. Dos movimientos que alteraron el equilibrio de fuerzas.

Al consejo del BCE llegaron Peter Praet, un belga neutro (más halcón que paloma según los expertos) y Jörg Asmussen, no demasiado ortodoxo pese a su pasaporte alemán. Dos sustitutos que aportan una mayor flexibilidad a las decisiones del BCE. Además, algunos halcones, con la presión de los mercados ya no son tan halcones. Es el caso del citado Peter Praet, cuya postura se ha ablandado debido a los ataques del mercado sobre Bélgica.

Este reequilibrio de fuerzas, unido a la virulencia de la crisis, ha exacerbado el tradicional tira y afloja entre los países del norte y del sur. Actualmente ocupan los cargos en el Comité Ejecutivo un italiano, un portugués, un francés, un español, un belga y un alemán. Por ello, los Países Bajos, Luxemburgo y Finlandia han compuesto un frente con el objetivo de, tras la salida del español José Manuel González-Páramo, cuyo mandato expira el próximo mes de mayo, recuperar peso en el comité del banco. Así, han propuesto a candidatos de Luxemburgo y Eslovenia para relevar a Páramo, mientras España ha propuesto a Antonio Sainz de Vicuña. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, apoyó recientemente el nombramiento de un candidato español para la ejecutiva del BCE.

Pero, ¿quién está detrás del BCE? ¿Quiénes son los encargados de su gestión diaria? ¿Son halcones o palomas? Pasamos a poner cara a los miembros del Comité Ejecutivo de la institución que está tomando las grandes decisiones en materia económica de Europa.

Mario Draghi, presidente del BCE

Desde noviembre de 2011, el italiano Mario Draghi preside el BCE. Doctor en Economía, Draghi fue entre 1984 y 1990 director ejecutivo del Banco Mundial, ejerció como gobernador de la Banca de Italia y entre 2002 y 2005 fue vicepresidente y director del grupo de banca estadounidense de inversión y valores Goldman Sachs International, acusada de ayudar a Grecia a ocultar su deuda a través de instrumentos financieros opacos, también conocidos como 'swaps'. Las reacciones no se hicieron esperar tras el anuncio de la elección de Draghi como presidente del BCE hace dos meses, en sustitución de Jean-Claude Trichet y surgió una gran polémica, pero, de momento, Draghi se ha mostrado más neutral que su antecesor y ha calmado los ánimos con medidas como la subasta de liquidez a tres años. Por ello aún no está dentro de la categoría de halcón ni en la de paloma.

Vítor Manuel Ribeiro Constâncio, vicepresidente del BCE

El portugués Vítor Constâncio fue gobernador del Banco de Portugal y Ministro de Economía y Hacienda del país luso. En 2010 fue nombrado vicepresidente del BCE. Ya contaba con experiencia en esta institución al llevar desde hace diez años en su Consejo de Gobierno, por su cargo de gobernador del Banco de Portugal. En este Consejo es conocido por su cautela y por defender el crecimiento económico, frente a políticas monetarias más estrictas con la inflación. Constâncio también tiene experiencia en el sector privado, donde desempeñó el puesto de director ejecutivo del Banco Portugués de Investimento, la cuarta entidad lusa. Analistas consultados por Bloomberg consideran que Constâncio pertenece a las palomas.

Jörg Asmussen, miembro del Comité Ejecutivo del BCE

El alemán Jörg Asmussen fue el número dos del Ministro germano de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y el encargado de diseñar la estrategia para hacer frente a la crisis de deuda griega. Este mes ha sido nombrado miembro del Comité Ejecutivo del BCE. Durante el manejo de la crisis financiera, algunos críticos de Asmussen lo acusaron de ser demasiado cercano al sector financiero y de trazar una solución hecha a la medida de los bancos.

Según fuentes consultadas por Efe, con respecto a su posición dentro del BCE, se considera que Asmussen puede ser más abierto a la política de compra de títulos de deuda soberana de países en problemas que lo que aparentemente era su antecesor, Jürgen Stark.

Benoît Coeuré, miembro del Comité Ejecutivo del BCE

Economista jefe del Ministerio de Economía, Finanzas e Industria francés y Vicedirector general del Tesoro galo hasta el 2011, Benoît Coeuré es desde este mes miembro del Comité Ejecutivo del BCE. Según un comunicado del gobierno francés, Coeuré dispone de "la experiencia y la autoridad necesarias en el sistema bancario y monetario". Coeuré es el sustituto de Lorenzo Bini Smaghi, después de un pacto entre Berlusconi y Sarkozy para que otro italiano, Mario Draghi, fuera quien presidiera el BCE. Bini Smaghi se negó a dimitir y Berlusconi aseguró que no podía obligarle a hacerlo, aunque acabó pidiéndoselo públicamente en un programa de televisión. "Bini Smaghi fue nombrado por el Gobierno y hoy el Gobierno le pide que dimita para no crear un 'casus belli' con Francia", advirtió Berlusconi. En cuanto a su categoría, de momento los analistas no han podido determinar si Coeuré pertenece a los halcones o a las palomas, por el escaso tiempo que lleva en el puesto.

José Manuel González-Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del BCE

Es uno de los españoles con más poder en los organismos económicos internacionales. El madrileño González-Páramo ha trabajado como asesor económico del Banco de España. En esa misma institución ha sido miembro del Consejo de Gobierno y miembro de la Comisión Ejecutiva. Desde junio de 2004 es miembro del Comité Ejecutivo del BCE y, según los analistas, es neutral dentro del Comité, aunque más próximo a los halcones que a las palomas. Su mandato expira el próximo 31 de mayo. Para el mismo puesto, el Gobierno español propuso hace dos días la candidatura de Antonio Sainz de Vicuña, director del servicio jurídico del BCE, pero el español tendrá que enfrentarse a otros dos aspirantes de Luxemburgo y Eslovenia. El próximo 20 de febrero se conocerá la decisión del Eurogrupo. Además, es el máximo candidato a suceder a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, cuyo mandato expira en junio, como gobernador del Banco de España.

Peter Praet, miembro del Comité Ejecutivo del BCE

El economista belga Peter Praet fue director del Banco Nacional de Bélgica. Doctor en Ciencias Económicas, trabajó también como director de gabinete del ministro de Finanzas de Bélgica. Desde junio de 2011 es miembro del Comité Ejecutivo del BCE. El pasado 4 de enero, Praet fue elegido nuevo economista jefe de la institución, en sustitución de Stark, quien dimitió en 2011 como protesta contra el programa de compra de deuda de países europeos en dificultades. Según analistas consultados por AFP, a Praet se le ve más como un halcón que como una paloma, aunque su discurso sobre los mercados es neutro.