Encuentro con el primer ministro luso

Rajoy reitera que España cumplirá con los objetivos de déficit marcado

El presidente del Gobierno ha asegurado que las previsiones del FMI, que prevén que el déficit español alcance el 6,8% este año y el 6,3% en 2013, son "un estímulo para trabajar con intensidad y coraje", y ha recalcado que el Gobierno español cumplirá con los objetivos marcados por Europa.

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, saluda al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, antes de la reunión que han mantenido en el Palacio de Sao Bento, en Lisboa
El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, saluda al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, antes de la reunión que han mantenido en el Palacio de Sao Bento, en Lisboa

En la rueda de prensa posterior a su encuentro con el primer ministro portugués, Pedro Passos-Coelho, en Lisboa, Mariano Rajoy ha recalcado que las estimaciones del FMI son, como las de cualquier otro organismo, "discutibles", pero reafirman su idea de que España "tiene que hacer sus deberes".

Preguntado por si la Unión Europea podría cambiar los objetivos de déficit para España u otras economías de la zona euro, el presidente del Ejecutivo español ha afirmado que eso se verá en su momento y ha remarcado que España "cumplirá con los objetivos de déficit que se marquen" en el Programa de Estabilidad y Crecimiento. "Hoy es el 4,4% y España hoy va a cumplir ese objetivo", ha añadido.

La apuesta: reactivar la economía y el empleo

El primer ministro portugués ha expresado la "visión común" que comparte con su homólogo español sobre la necesidad de impulsar la reactivación económica y la creación de empleo en Europa.

Así Passos Coelho ha subrayado la importancia de "conquistar credibilidad" para las decisiones de los consejos europeos ante el problema de la deuda soberana.

En materia bilateral, el mandatario luso ha anunciado que Lisboa y Madrid han decidido recuperar el nivel de "excelencia" en sus relaciones con la celebración, en la próxima primavera, de una nueva cumbre bilateral, una reunión que no tenía lugar desde 2009.