Pérdidas del 70% en los bonos

¿Se acaba la pesadilla? Grecia y los bancos se acercan a un acuerdo

Después de la ruptura de las negociaciones de la semana pasada, parece que Grecia y los bancos están llegando al final del túnel y se acercan a un acuerdo.

Sede del Banco Nacional de Grecia en Atenas.
Sede del Banco Nacional de Grecia en Atenas.

Cuando el entonces primer ministro griego, Yorgos Papandreu, planteó en octubre la convocatoria de un referédum para que el pueblo heleno decidiera sobre el rescate al país, la patronal bancaria (el IFF, que negocia en nombre del sector) se aprestó a mostrar una disposición negociadora absoluta para acelerar el acuerdo sobre la deuda. Pero la desconvocatoria de la consulta volvió a llevar las aguas a su cauce: la lentitud.

Han pasado tres meses desde entonces y sigue sin saberse nada del acuerdo. Es más, la semana pasada las partes abandonaron la mesa de negociación con amenazas de ruptura.

La situación, sin embargo, parece haberse reconducido y todo apunta ahora a que el acuerdo está cercano. Grecia y sus acreedores privados están acercándose a un pacto sobre un canje de deuda que causaría una pérdida del 65% al 70% a los inversores privados en bonos helenos, según señaló a Reuters una fuente cercana a las negociaciones.

"Las dos partes están convergiendo", añadió la fuente, después de la reunión entre el jefe del IIF, Charles Dallara, el primer ministro griego, Lucas Papademos, y el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos.

"El nuevo bono probablemente tenga un vencimiento de 30 años con un periodo de gracia de 10 años. Además tendrá una estructura de cupón creciente que resultará en una media del 4%", agregó la fuente.

Recesión

Esas son las buenas noticias, porque en el resto de los frentes, Grecia sigue anclada en el pesimismo. La troika, compuesta por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE), considera que Grecia estará en recesión este año y el próximo, por lo que ha pedido más medidas de ahorro al país, según distintos medios.

Y es que Grecia puede haber terminado 2011 con una contracción de la economía del 6% o superior (por encima del 5,5% previsto); en 2012 registrará una contracción del 3,8% (mayor del 2,9% calculado antes) y en 2013 el PIB griego todavía se reducirá en un 0,5%, no logrando un crecimiento hasta 2014.

Los jefes de misión de la troika se reunieron hoy en Atenas con el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, para evaluar la marcha de la economía griega y las reformas. Esta tarde, la reunión será con el primer ministro Lukás Papademos.

Según Venizelos, hoy también se abordará la concesión de un nuevo préstamo por valor de 130.000 millones de euros a conceder por la Unión Europea (UE) y el FMI, después de que este organismo diera "luz verde" a las negociaciones a última hora del miércoles, informa Efe.