Pide "más detalles"

Fitch respalda la línea de liquidez para las comunidades autónomas

La agencia de calificación Fitch Ratings califica de "positivo" el anuncio del Gobierno de dotar de liquidez a las comunidades autónomas en problemas, aunque advierte que "se necesitan más detalles" de cómo se instrumentará esa ayuda.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Ejecutivo está trabajando para "intensificar y fortalecer" las sanciones a los gestores autonómicos que incumplan los objetivos de déficit. En compensación, la Administración dotará de liquidez a través de una línea del Instituto Oficial de Crédito (ICO) a las regiones con más problemas, para que puedan atender así sus obligaciones con los acreedores. Esta iniciativa ha sido bien recibida por la agencia de calificación Fitch Ratings. "Por supuesto, todo lo que sea apoyar las Comunidades Autónomas es positivo", señaló en declaraciones a Cinco Días Fernando Mayorga, director de la agencia para Finanzas Públicas Internacionales. "Pero necesitamos más detalles, aún no sabemos exáctamente cómo se va a instrumentar esta liquidez", matizó de inmediato.

"Lo ideal sería que esta liquidez no incrementara la deuda del Gobierno central, sino que sustituyera a deuda que ya está en circulación", explicó Mayorga. El director de Fitch subrayó que uno de los principales problemas de España es que este año "afronta muchos vencimientos de deuda a corto plazo". Por eso, Fitch duda de que España pueda cumplir sus objetivos de déficit para 2012 (4,4%) y 2013 (3%).

Fitch espera anunciar en breve su resolución sobre el rating de España, actualmente en AA- para esta firma de calificación, que empezó a evaluar el pasado 16 de diciembre. "Esperamos haber completado la revisión para finales de mes. El resultado incorporará nuestra valoración sobre los fundamentos de solvencia de España y las recientes medidas políticas", explicó la agencia. Ocho comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, Madrid y Cataluña, están en revisión con perspectiva negativa, ante "los riesgos de refinanciación y acceso a la liquidez".