Concurso

Google estimula la vocación científica de los jóvenes

La compañía de Mountain View organiza un certamen para que los adolescentes se vuelquen hacia la investigación.

Cómo afecta el adobo del pollo a los niveles carcinógenos? ¿Cómo influye la calidad del aire de los ambientes interiores a la dependencia a los medicamentos para el asma? ¿Se puede mejorar el tratamiento para el cáncer de ovario en las pacientes que han desarrollado una resistencia a ciertos fármacos quimioterapéuticos? Estas son las preguntas que se hicieron las tres ganadoras de la primera edición de la feria de la ciencia de Google convocada el año pasado. Unas científicas muy jóvenes, entre 13 y 18 años, que no solo se cuestionaban algunos asuntos que les preocupaban, sino que además ofrecían sus soluciones.

La compañía californiana acaba de convocar la segunda edición del concurso Google Science Fair, cuyo plazo de candidaturas acaba el 1 de abril. Tiene también como socios organizadores al CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), la juguetera Lego, National Geographic y la revista Scientific American.

Cualquier chaval entre 13 y 18 años, en tres categorías por edades, puede presentar su pregunta a través del sitio de internet del concurso. Deberán crear una página web con una pregunta, una hipótesis relativa, la investigación, el experimento, los datos, las observaciones y las conclusiones. El esfuerzo puede merecer la pena porque el primer premio es un viaje a las Islas Galápagos, junto a sus padres y organizado por National Geographic, y, entre otros, una beca para estudios por valor de 50.000 dólares otorgada por Google.

Los 15 finalistas volarán el 23 de julio a las oficinas centrales de Google en Mountain View, California, para luchar en persona por el gran premio.

El año pasado se presentaron 7.500 proyectos de 90 países. Para esta edición, los organizadores esperan una mayor participación, pues las propuestas se podrán presentar en 13 idiomas (entre ellos el español). "Queremos que esta competición sea accesible para los estudiantes de todo el mundo y conseguir que sientan interés y pasión por la ciencia desde una edad temprana", señala un portavoz de Google. "La Science Fair es también una manera divertida de invitar a los jóvenes a desarrollar una investigación científica basada en un hecho o problema que se produzca en la vida real y sobre el que puedan tener interés", añade.

Este certamen pretende que los adolescentes se interesen por temas como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, materias que para muchos de ellos, en principio, pueden sonar como algo duro. Y quien sabe si también para en un futuro ser un profesional de talento que recabe en Google.

"Si los jóvenes han perdido o parece que podrían haber perdido su interés por la ciencia es porque creo que lo han asociado a algo aburrido, irrelevante y complejo. Sin embargo, ciencia simplemente significa conocimiento, y todos nacemos queriendo saber", apunta TH Culhane, explorador de National Geographic. "Estoy trabajando con jóvenes en riesgo de exclusión y todavía no me he encontrado a un estudiante que no termine pensando que la ciencia es una disciplina útil y fascinante. El truco es hacer de la ciencia algo real".

Claves

Categorías: tres niveles, de entre 13 y 14 años, de 15 a 16 y de 17 y 18 años.

Participantes: de forma individual o en equipos de hasta tres personas.

Plazo: hasta el 1 de abril.

Idiomas: en 13 lenguas (árabe, chino, holandés, inglés, francés, alemán, hebreo, italiano, japonés, coreano, polaco, español y ruso).

Finalistas: se seleccionarán 90 finalistas regionales (30 de América, 30 de la región Asia-Pacífico y otros 30 de Europa, Oriente Próximo y África). De ahí saldrán los 15 mejores que viajarán a California para competir en la gran final.

Premios: viajes, becas, suscripciones científicas a Scientific American para los colegios, y el año pasado las tres ganadoras visitaron al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.