El Ibex lidera las pérdidas en Europa con una caída del 1,34%

Las dudas sobre Grecia pueden más que el FMI

Al selectivo no le ha valido el hecho de que el FMI busque ampliar su capacidad de préstamo en medio billón de dólares. Hechos y no palabras es lo que parece necesitar el índice, que vuelve a dar un paso hacia atrás con una pérdida del 1,34%. La prima de riesgo se mantiene estable, en 335 puntos básicos.

Panel de las cotizaciones del Ibex 35 de la Bolsa de Madrid.
Panel de las cotizaciones del Ibex 35 de la Bolsa de Madrid.

Al Ibex no le han servido los estímulos positivos procedentes del FMI y de Portugal. El selectivo se ha decantado por las pérdidas, de tal manera que ha sido el índice que más se ha dejado durante la jornada de hoy en Europa, cediendo un 1,34% y perdiendo de nuevo los 8.500 puntos, hasta 8.420,70.

Los principales "culpables" de la mala jornada en el índice de referencia español son algunos de sus principales valores. ACS ha encabezado las pérdidas, superiores al 3,5%, mientras que Telefónica, Iberdrola o Santander también han sufrido un importante castigo de los inversores. La primera se deja un 2,46%, la eléctrica un 2,66 y el banco un 1,92 %. En el lado positivo se ha situado, casi en solitario, Grifols, avanzando un 2,28% después de anunciar sus resultados pro forma, que muestran un aumento de ventas del 4,6% en 2011 respecto a 2010.

Los principales parqués de la eurozona tampoco han tenido una jornada especialmente sobresaliente. Sólo el alemán se mantenía en positivo al cierre en Madrid, y de forma modesta, ya que su ganancia no llegaba al medio punto. París, en cambio, ha saldado la jornada en negativo, aunque tampoco con una pérdida de importancia, del 0,2%. Algo mayor ha sido la caída en Italia, de medio punto, con los bancos entre los principales damnificados.

IBEX 35 9.590,40 0,07%

El mercado de deuda, en cambio, se mantiene más tranquilo. La prima de riesgo española se enfriaba hasta los 328 puntos tras conocerse las intenciones del FMI, pero poco a poco volvía hasta el punto de partida de la sesión, los 335 puntos básicos. El diferencial de deuda italiano sí se ha relajado en mayor medida. Esta mañana abría en 471, y llegaba a tocar los 480 puntos básicos. Ahora baja a los 464.

El escepticismo en torno a Grecia y Portugal han podido con las noticias que llegaban del FMI, que quiere ampliar su capacidad de préstamo en medio billón de dólares. En un principio, las informaciones apuntaban a una ampliación de un billón, pero el dato era rectificado posteriormente, lo que enfriaba los ánimos en los mercados. En un principio, las Bolsas cambiaban las pérdidas por las que atravesaban durante toda la mañana por pequeñas ganancias de forma muy rápida. La rectificación del dato suponía un jarro de agua fría, y los índices comenzaban a retroceder, debido también a las dudas procedentes de Grecia.

Hoy el gobierno heleno negocia con sus acreedores privados privados. Los rumores apuntan a que la quita podría elevarse del 50% al 70%, y las versiones sobre cómo se desarrolla negociación son contraproducentes. Algunos analistas apuntan a que las diferencias que provocaron la ruptura de las conversaciones la semana pasada difícilmente serán reconciliables en el encuentro de hoy. Sin embargo, el gobierno griego se ha mostrado moderadamenet optimista. Según recoge Efe, se están acercando posturas entre las partes en torno a uno de los temas más espinosos: el interés que tendrán los nuevos bonos depreciados por los que será canjeada la actual deuda.

El ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, ha declarado hoy ante el Parlamento griego que estos bonos no serán capaces de generar los ingresos fijados previamente debido a las condiciones del mercado, por lo que será más difícil reducir la deuda pública.

En cuanto a Portugal, el mercado esperaba hoy su subasta de letras a tres, seis y 11 meses, que finalmente ha sacado adelante colocando 2.500 millones de euros, en la línea con lo previsto. Sin embargo, su bono a diez años se ha encaramado al 14,489% de interés, lo que supone el porcentaje más elevado desde la entrada en vigor del euro.

Además, el director gerente de Fitch Ratings, Edward Parker, se mostraba hoy convencido de que las revisiones crediticias anunciadas para seis países de la Unión Europea (UE) se convertirán en rebajas para la mayoría de ellos. Entre estos se encuentra España.