Montoro abre la puerta a intervenir a las regiones que incumplan el déficit

El Gobierno articulará una línea ICO para las comunidades

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno habilitará una línea del ICO para que las comunidades paguen a sus proveedores. Además, ha advertido que la nueva Ley de Estabilidad contemplará que el Ejecutivo pueda intervenir a las comunidades que incumplan repetidamente el objetivo de déficit fiscal.

El primer Consejo de Política Fiscal y Financiera de la era Rajoy terminó con el compromiso del Gobierno de abrir una línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que las regiones con problemas de liquidez puedan pagar a los proveedores, como ha avanzado CincoDías.com. Para acceder a la nueva línea del ICO, las comunidades deberán negociar directamente con el Gobierno central y presentar un plan de ajuste adicional. Es decir, no bastará con el plan de reequilibrio que las comunidades que han superado el objetivo de déficit ya han remitido al Ejecutivo.

Montoro aseguró que todas las comunidades se comprometieron a recortar sus números rojos y apoyaron las grandes líneas de la nueva Ley de Estabilidad, que incluirá un régimen sancionador para las comunidades. Además de multas económicas, el ministro de Hacienda señaló que el Ejecutivo podrá tutelar la economía de aquellas regiones que incumplan repetidamente los objetivos de déficit

Además, el Gobierno anunció su disponibilidad a adelantar la liquidación positiva del sistema de financiación correspondiente a 2010 y que, en principio, debía abonarse en julio. Ello supondrá en torno a 8.000 millones de euros que el Ejecutivo avanzará en las próximas semanas a las comunidades que así lo pidan. La concesión requerirá de una negociación previa con el Ministerio de Hacienda y también se vinculará a la presentación de un programa de ajuste. Todas estas medidas suponen elevar la liquidez de las comunidades que tienen dificultades para acceder al crédito y pagan con mucho retraso a los proveedores.

Las propuestas de Hacienda implican reconocer la situación de grave asfixia financiera que atraviesan las comunidades autónomas. En cualquier caso, sólo saldrá al rescate de aquellas regiones que se comprometan a cumplir el objetivo de estabilidad que, para este año, se sitúa en el 1,3%.

En este sentido, Mariano Rajoy, tras entrevistarse con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, indicó que el objetivo de cumplir la senda de reducción del déficit compete al conjunto de las Administraciones. Y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos reiteró que el Estado no permitirá que ninguna comunidad en quiebra. El Ejecutivo ya tuvo que interceder para que la Comunidad Valenciana pudiera afrontar el vencimiento de un crédito con Deutsche Bank.

Por otra parte, la nueva Ley de Estabilidad contemplará un techo de gasto y de deuda para las comunidades. Además, deberán mantener un déficit estructural del 0,4% del PIB. Todas estas medidas sirven para desarrollar el artículo 135 de la Constitución Española que el anterior Gobierno modificó con el apoyo del PP.

Autorizaciones de deuda

La Comunidad de Madrid, por su parte, reclamó una mayor agilidad por parte de la Administración central en la concesión de autorizaciones para la emisión de deuda. En este sentido, Hacienda aceptó que baste una autorización anual para que la comunidad pueda emitir deuda en lugar de las dos que existían hasta ahora.

Además, Montoro también anunció a las comunidades autónomas que tendrán diez años, en lugar de los cinco que contempla la ley vigente, para devolver su deuda con el Estado, que asciende a 23.135 millones de euros. Ello equivale a una inyección de liquidez de 2.400 millones para este año.

Un grupo de trabajo para analizar la Ley de Estabilidad Presupuestaria

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha convocado a las comunidades autónomas la próxima semana para analizar el documento del que debe salir la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Para ello, se articulará un grupo de trabajo de perfil técnico, en el que no estarán presentes ni los consejeros autonómicos ni Cristóbal Montoro. Estos grupos son herramientas de trabajo habituales.