Panorama de la inversión en España

El escaparate del ahorro para 2012

La barra libre de liquidez a tres años del BCE ha rebajado la presión por captar recursos de las entidades financieras, que están empezando a reducir la remuneración.

La crisis de deuda, la caída de las Bolsas y los múltiples planes de las autoridades europeas para atajar la complicada situación global marcaron el devenir de un convulso 2011. Pero no todo fueron acontecimientos negativos. La falta de liquidez del sector financiero provocó un aluvión de ofertas de depósitos y los ahorradores pudieron sacar partido de la nueva guerra del pasivo. La penalización impuesta por el Gobierno a los depósitos de alta remuneración ni siquiera fue un obstáculo para las entidades, que hicieron de la batalla una lucha encarnizada por captar clientes.

Sin embargo, el nuevo año ha traído consigo una multitud de interrogantes. A los cambios fiscales en las rentas del ahorro anunciados por el Gobierno hay que añadir que la subasta de liquidez a tres años del Banco Central Europeo está restando presión a la banca, que tiene más capacidad para gestionar los vencimientos de deuda que afronta este año y puede permitirse reducir la rentabilidad de sus productos.

En este escenario, ya son varias las entidades que han decidido inaugurar el ejercicio con recortes en el precio del pasivo. Tal y como informan desde el portal de finanzas personales HelpMyCash.com, el ejemplo más extremo es el de ActivoBank. La entidad perteneciente a Sabadell ha reducido drásticamente el tipo de interés de su Depósito Activo Plus a tres meses, que ha pasado de ofrecer un 4,50% TAE a remunerar tan solo un 2% TAE. Aunque con una rebaja menos radical, ActivoBank también ha recortado la rentabilidad de otro de sus productos. El Depósito Activo Anual, que antes daba un 4,10% TAE a un año, renta ahora un 4% TAE para un mínimo de 3.000 euros.

Pero no es la única entidad que ha decidido retirar algunas armas. En 2011, los Depósitos Crecientes 12 y 24 meses de Banco Pastor ofrecían un interés que rondaba el 4% TAE. Ahora, sin embargo, remuneran tan solo un 2,39% y un 2,97% respectivamente. Popular, por su parte, da un 3% TAE a todo aquel que contrate su Depósito Gasol 12 meses, frente al 4% anterior. El importe mínimo son 300 euros y la cancelación anticipada tiene una penalización del 1%.

Banco Caixa Geral también ha aligerado el interés de su Depósito Platino Plus, que ha pasado del 4% al 3,8% TAE a 12 meses, mientras que el Depósito Bienvenida de Sabadell renta ahora un 3,10%, en contraste con el 3,75% que daba a finales de 2011. El e-Depósito Open de Openbank ofrece un interés del 3% a 15 meses frente al 3,75% anterior. Y no solo ha habido recortes en la rentabilidad. Algunas entidades como Oficinadirecta e ING han decidido eliminar dos de sus imposiciones a plazo fijo. El Depósito Flexible de la banca online de Banco Pastor y el Depósito a tres meses al 4,5% TAE de ING han dejado de comercializarse.

Pese a todo, siempre hay quien prorroga sus ofertas e, incluso, quien saca la artillería pesada para poder competir. Banco Espírito Santo ha prolongado el plazo de contratación de su Depósito CR a 12 meses hasta el 29 de febrero, al mismo tiempo que ING continúa comercializando su Depósito Naranja a 4 meses.

Tubancaja sigue ofreciendo un 4% a un plazo de 12 meses y un 4,25% a 24 meses y Bankinter ha alargado la vida de su Depósitos a 12 y 24 meses. Bankia y Deutsche Bank, por su parte, han decidido elevar la rentabilidad de sus productos. El Depósito 12 Plus Especial de Bankia da ahora desde el 2,27% hasta un 5,09% TAE a sus mejores clientes y por cuantiosos importes y Deutsche Bank ha elevado la remuneración de su Depósito Solidez DB desde el 2,25% hasta el 3,50% y el de su Depósito Confianza DB desde el 3% hasta el 4% TAE.

Además, existen nuevas opciones. Banco Finantia Sofinloc ha lanzado un órdago para captar dinero nuevo con un Depósito a 12 meses al 4,85% TAE. El importe mínimo, eso sí, son 50.000 euros y no se puede cancelar durante los primeros seis meses. Banco Pastor, por su parte, también ha decidido renovar su oferta de este tipo de productos a plazo fijo con dos Depósitos a 6 y 12 meses que dan rentabilidades del 4% TAE.

Nueva fiscalidad

El cambio en la fiscalidad de las rentas del ahorro anunciado por el Gobierno dará mayor atractivo a los depósitos a más de dos años. Durante 2012 y 2013, los rendimientos de los depósitos tributarán al 21% para los primeros 6.000 euros, al 25% para los importes entre 6.000 y 24.000 euros y del 27% a partir de 24.000 euros. Hasta ahora, el gravamen ha sido del 19% y del 21% a partir de 6.000 euros.

Las claves a tener en cuenta

1. Antes de contratar un depósito a plazo fijo es necesario comparar su rentabilidad con el tipo de interés que ofrecen otros productos. Y es que, dependiendo de cada oferta, es posible que existan otras alternativas para conseguir una mayor remuneración. La deuda pública y las cuentas de ahorro que ofrecen algunos bancos pueden ser otras opciones atractivas a la hora de rentabilizar el dinero.

2. El plazo del depósito es también un factor muy relevante. Antes de elegir un depósito es imprescindible valorar si se va a necesitar el dinero durante ese periodo de tiempo, ya que es muy habitual que los bancos impongan una penalización a las cancelaciones anticipadas.

3. Algunas entidades dan rentabilidades muy atractivas, pero a veces es a cambio de importes muy elevados, por lo que es necesario tener en cuenta la capacidad del ahorrador para depositar esa cifra.

4. A la hora de solicitar un depósito, es muy habitual que los bancos pidan la vinculación del cliente. En algunas ocasiones, requieren que se abra una cuenta corriente o que, incluso, se domicilie la nómina. En este último caso, es imprescindible valorar si es rentable perder los beneficios que ofrecen otras entidades.

5. Las comisiones son otro factor que conviene analizar en profundidad. A veces, la cuenta vinculada al depósito obliga a pagar comisiones por mantenimiento o administración.

6. Dependiendo del perfil del cliente, el periodo de liquidación de intereses también puede tener su importancia. En algunos depósitos el cobro de las plusvalías es anticipado, mensual, trimestral, semestral, anual o a vencimiento.