Ante el Banco de España

Seis entidades presentan una oferta de compra por Unnim

Santander, BBVA, Banco Popular, Ibercaja y JC Flowers han formalizado ya su interés y aspiran a acceder a la información financiera detallada sobre el banco.

Sede central de Caixa Terrassa, parte de Unnim
Sede central de Caixa Terrassa, parte de Unnim

Seis entidades financieras han presentado una oferta de compra no vinculante por Unnim ante el Banco de España, según informaron fuentes conocedoras del proceso de adjudicación. Santander, BBVA, Banco Popular, Ibercaja y JC Flowers han formalizado ya su interés y aspiran a acceder a la información financiera detallada sobre el banco.

Fuentes financieras inciden en que tanto Banco Popular como Ibercaja se perfilan como los candidatos que pujan más fuerte para hacerse con Unnim, cuyo tamaño y garantías contra pérdidas previstas la hacen fácilmente digerible.

Banco Popular ve en la compra una oportunidad de ganar tamaño frente al Banco Sabadell, mientras que la entidad aragonesa mantuvo intensas conversaciones con Unnim antes de su intervención. Entidades con un fuerte arraigo en Cataluña, como Caixabank y Sabadell, se han abstenido de acudir a la primera fase del proceso de venta de la entidad fruto de la unión de Caixa Sabadell, Terrasa y Manlleu. La operación generaría fuertes duplicidades en la región.

El comprador de Unnim contará con un esquema de protección de activos que asumiría el 80% de las pérdidas derivadas de una cartera de activos predeterminada durante un periodo de tiempo una vez absorbidas las provisiones constituidas sobre estos activos.

Este esquema de protección de activos, similar al articulado para la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), finalmente adjudicada al Banco Sabadell, no se ha traducido aún en una cantidad determinada en millones de euros.

La cifra se perfilará, previsiblemente, una vez que el Banco de España seleccione a las entidades que pasan a la segunda fase del proceso. El supervisor aspira a cerrar la adjudicación de Unnim lo antes posible, a lo largo del mes de febrero.

Antes de decidir si acudían a la primera fase de la subasta, las entidades solicitaron información adicional sobre la documentación elaborada por Nomura acerca de Unnim, cuyo capital está controlado en su totalidad por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente del instituto emisor.

El cuaderno de venta repartido incluye la información financiera de la entidad, según la cual Unnim entró en pérdidas en el tercer trimestre, hasta unos 'números rojos' de 107 millones de euros, debido al deterioro de la cartera crediticia e inmobiliaria y al coste de la fusión.

La morosidad de Unnim ha alcanzado el 8,34% hasta septiembre, aunque un fondo de provisión por deterioro de 567 millones equivale a una cobertura de los deudores en mora del 116% si se consideran las garantías reales hipotecarias.