Así lo asegura la familia en un comunicado

Los Ruiz-Mateos tachan de "absolutamente falsas" las acusaciones de Yvancos

La familia Ruiz-Mateos Rivero ha tachado hoy de "absolutamente falsas todas y cada una de las manifestaciones" hechas por el ex abogado de la familia, Joaquín Yvancos, que el pasado 11 de enero presentó una querella contra ellos en representación de un grupo de inversores.

Así lo ha asegurado la familia en un comunicado remitido a los medios de comunicación, ante lo que consideran "calumnias y falsedades", y en el que confían en que la Justicia pueda actuar "de forma inmediata" y adoptar medidas cautelares para evitar "futuras y disparatadas manifestaciones de Yvancos".

En su escrito, los Ruiz-Mateos han subrayado que la unión de toda la familia "es total y absoluta", hecho del que afirman sentirse "enormemente orgullosos".

La familia lamenta "profundamente" la actitud de la persona a la que confió durante 27 años la responsabilidad jurídica de todo el grupo de empresas.

Ante esta situación, ha insistido en que no han tenido "más opción que acudir a los tribunales" para defenderse, y que han interpuesto varias querellas por presuntos delitos de "calumnias, difamación, injurias, manipulación de información, amenazas, chantajes y extorsión".

También han presentado una denuncia ante el colegio de Abogados, por "faltar gravemente contra el código deontológico de la abogacía", según han recordado.

El exabogado de los Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos, en representación de un grupo de inversores, presentó el pasado 11 de enero una querella contra siete de los hermanos Ruiz-Mateos y los nuevos propietarios de Nueva Rumasa, entre otros, para los que pide prisión provisional eludible con fianza de 290 millones.

La querella presentada se dirige contra los hermanos José María, Zoilo, Alfonso, Francisco Javier, Álvaro, Pablo y Rocío Ruiz-Mateos Rivero, el esposo de ésta, Luis Ojeda, y Alfonso Barón Rivero (primo de los Ruiz-Mateos), así como contra el nuevo propietario de Nueva Rumasa, Ángel de Cabo, y sus colaboradores Iván Losada y Fernando Lavernia.

Los presuntos delitos de los que les acusa son estafa, apropiación indebida, delitos contra los intereses de los consumidores, insolvencia punible, contables, administración desleal, alzamiento de bienes y falsificación en documento mercantil.

También refleja en la querella que Nueva Rumasa donó 16 millones de euros a varias órdenes religiosas del dinero que depositaron los inversores de pagarés y que desvió a un banco extranjero ubicado en Suiza parte del dinero captado.