270 millones negativos en 2011

Iberia pierde 3.000 euros por cada vuelo que hace dentro de Europa

Cada vez que un avión de Iberia levantó el vuelo en 2011 entre destinos españoles y europeos las cuentas de la aerolínea se apuntaron una pérdida media de 3.000 euros, hasta totalizar 270 millones en el año. A septiembre, la aerolínea acumulaba números rojos por 85 millones, un mal resultado en el que los beneficios de los vuelos intercontinentales y el mantenimiento evitaban el desastre total.

Detalle de aviones de Iberia
Detalle de aviones de Iberia

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, hizo recientemente un certero diagnóstico de la coyuntura de la aerolínea: "Nadie en la empresa discute la necesidad de la creación de Express la nueva marca para operar los vuelos de corto y medio radio. Lo que se debate es si debe hacerse dentro o fuera de la matriz, con una plantilla o con otra; pero la necesidad de Express nadie la pone en duda".

En un clima laboral tenso, que hoy lunes se concreta en una nueva huelga de pilotos, ninguno de los colectivos de la empresa niega la gravedad de la situación. CincoDías ha constado que tanto los directivos de Iberia e IAG como los representantes de los 16.000 trabajadores de tierra, de los 4.000 TCP y de los 1.400 pilotos, todos están de acuerdo en calificar de "insostenible" situación de los vuelos nacionales y europeos de la compañía, que pierden no solo dinero, sino también capacidad competitiva asediados por la ofensiva de las compañías de bajos costes.

La dirección de Iberia no ofrece la cifra de pérdidas de la operación europea alegando que, tras la creación de IAG, "no se facilitan datos segmentados por marcas o negocios". Fuentes de todo crédito, no obstante, han referido que en una reciente reunión interna un alto directivo cifró en 270 millones los números rojos de la operación de corto y medio radio de Iberia en 2011. En el mismo encuentro se informó que, a septiembre, el balance del conjunto de la operación de la aerolínea sumaba pérdidas de 85 millones. La sangría de los vuelos europeos se compensaba en parte con la operación intercontinental y con un beneficio de 20 millones en mantenimiento y de dos millones en la división de servicios aeroportuarios (handling).

En 2011 Iberia ha realizado sus vuelos europeos con 69 aviones de la familia Airbus 320. Su número diario de operaciones oscila entre la temporada baja y la alta, pero en promedio fue de 250. A ellas se suman 50 vuelos intercontinentales con 36 aviones Airbus 340.

Considerando que las pérdidas de 270 millones se han producido en unos 90.000 vuelos realizados a destinos españoles y europeos, podemos concluir que cada vez que un aparato de la compañía levantaba el vuelo desde y hacia un destino de la UE en 2011, el balance de Iberia acumulaba números rojos por un importe medio de 3.000 euros.

Fuentes oficiales de la empresa explican que "el vuelo a pérdida" en los destinos europeos pone a Iberia "en una situación insostenible". Señalan que desde hace ya varios años estas rutas sufren el ataque competitivo de las low cost siempre con un resultado similar. "Ellas introducen unos precios muy bajos y nosotros tenemos que seguirles con costes de operación más altos. Las pérdidas del vuelo se disparan y, al final, no queda otra que abandonar la ruta".

Las fuentes citadas remarcan el "doble daño" que esta situación provoca en la viabilidad de Iberia: por un lado, reduce la presencia de la compañía en España y Europa y por otro "tiende a ahogar" la "rentable" operación intercontinental que "en un 70% de sus pasajeros se nutre de los viajeros que la red de corto y medio radio de Iberia aportan en vuelos de conexión al hub de la compañía en Madrid-Barajas". Por ello "la creación de Express no es solo imprescindible, sino también urgente", concluyen.

Tripulantes

"ya hemos adaptado nuestras funciones"

Convenio. Representantes sindicales de los tripulantes de cabina (TCP) afirman que "no solo somos conscientes de las pérdidas de la operación de corto y medio radio de Iberia, sino que ya hace un año que hemos pactado la modificación de nuestras condiciones de trabajo y de nuestras funciones.

"Ventajista". Por esta razón, califican de "ventajista" la posición de la empresa que "ahora nos pide más cesiones para mantener dos años más la garantía de empleo".

Mayor número de empleados por avión

UGT y CC OO, los principales sindicatos de los 16.000 trabajadores de tierra de Iberia, dan crédito a los 270 millones de pérdidas del corto y medio radio y vinculan la cifra con el "empequeñecimiento que aqueja a la matriz desde hace una década". En el año 2000 Iberia realizaba 1.000 vuelos diarios con una flota de 158 aviones. Hoy las operaciones oscilan entre 300 y 350 por jornada con una flota de 105 aparatos.

Los sindicatos dicen que "la política permanente de ajuste" tiene mucho que ver con sus costes de operación. En el año 2000 Iberia tenía una plantilla de 26.000 trabajadores y el promedio de número de empleados por avión era de 164, mientras que hoy (la plantilla son 21.000 trabajadores) esta misma cifra es de 200.

Recuerdan que una buena parte de los trabajadores de tierra se dedican a mantenimiento y servicios aeroportuarios que se prestan a empresas terceras. "Este hecho matiza la evolución del número empleados por avión, pero también es prueba de una política equivocada mantenida durante años y que ahora tememos se pueda traducir en despidos en este colectivo", apuntan.

Para entender en perímetro real de la operación de Iberia los sindicatos indican que durante la última década "se ha externalizado" una parte de la producción de corto y medio radio a través Air Nostrum y Vueling. Calculan que Iberia ha cedido cada año a estas empresas de su grupo "entre cuatro y seis millones de pasajeros".

Día de huelgas

Hoy coinciden en los aeropuertos españoles las huelgas de pilotos de las dos principales compañías aéreas españolas. Iberia ha cancelado 109 vuelos y Air Europa otros 25. Es la segunda vez que coinciden ambos conflictos en el mismo día.

Sepla asegura que se han cancelado 1.800 vuelos este año

El sindicato de pilotos Sepla en Iberia da por buenas las cifras de pérdidas de 270 millones para el corto y medio radio en 2011. La asignación de responsabilidades de lo que califican como "desastre de gestión" es muy diferente a la que se hace desde la dirección de Iberia.

En primer término, los pilotos contabilizan una desviación negativa de 60 millones de euros por efecto del incremento del coste de combustible en la flota de la familia Airbus 320.

El Sepla vincula la otra gran partida de pérdidas a "la falta de pilotos, que ha obligado a la compañía a cancelar entre abril y diciembre de 2011 un total de 1.800 vuelos", con un coste de 67 millones por la triple vía de las indemnizaciones legales a los pasajeros, recolocaciones y lucro cesante. (El sindicato dice que solo tiene datos desde abril ya que es la fecha en la que empezó a contabilizarlas, habida cuenta del recrudecimiento de su conflicto con la dirección por el proyecto de externalización de actividad que en noviembre culminó con la creación de Express).

El Sepla detecta otra partida de números rojos sin precisar la cifra en "la consecuencia que la cancelación masiva de vuelos por falta de tripulaciones ha tenido en la puntualidad de la empresa". CincoDías publicó que 2011 se ha saldado con el 39% de los vuelos de la empresa demorados, lo que supone 20 puntos por debajo del 82% de regularidad que se había fijado como objetivo.

El sindicato afirma que si la dirección de Iberia hubiera rubricado "la modificación de las condiciones de operación que teníamos casi pactada en diciembre de 2010 para que los vuelos de Express se hubieran hecho dentro de la estructura de la matriz, los resultados de 2011 reflejarían una mejora de 84 millones solo con la aplicación del acuerdo con los pilotos". A ello habría que sumar los beneficios de los pactos con los TCP y los trabajadores de tierra que, "por la falta de acuerdo, no han llegado a aplicarse".