Cree que habrá "autocrítica"

Zapatero pide un debate "ejemplar" entre Rubalcaba y Chacón

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido este domingo un debate "ejemplar" entre los aspirantes a sucederle al frente del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, y ha prometido que la dirección federal garantizará que compitan en igualdad de condiciones.

Zapatero se ha expresado en estos términos al inicio del Comité Federal del PSOE donde se ha aprobado la ponencia marco del 38 congreso, que se celebrará en Sevilla del 3 al 5 de febrero, en la que ha sido su última asistencia a una reunión de este órgano del partido como secretario general.

Según fuentes de la dirección socialista, Zapatero ha dicho a sus compañeros de partido que deja el cargo con la sensación de haber contado siempre con su afecto y su confianza, así como con la de militantes y simpatizantes. "Toda mi gratitud porque habéis sido especialmente generosos conmigo al apoyar mi gestión durante estos 11 años y también saber perdonar mis errores", ha subrayado.

Y ahora que le toca dejar el puesto, ha prometido que también escucharán palabras de afecto de él.

En una breve introducción, antes de que los dos coordinadores de la ponencia marco tomaran la palabra -Jesús Caldera y Marcelino Iglesias-, Zapatero ha querido hacer un llamamiento a la confianza en el partido pese al castigo recibido en las urnas.

"Yo tengo confianza en el partido y tenemos que tenerla todos", ha reclamado, antes de garantizar que los congresos en el PSOE salen bien para España y para el partido. "Estoy seguro de que así será también el 38 congreso", ha dicho el ex presidente del Gobierno, según las mismas fuentes.

Sobre el congreso federal, ha puesto el acento en que el debate entre los dos aspirantes que se han postulado hasta el momento tiene que ser "ejemplar", y se ha mostrado convencido de que va a ser así.

Además, ha apostado por facilitar la libre elección en el congreso y ha confiado en que la persona que salga elegida como nuevo secretario general tenga el mismo respaldo que él ha tenido en estos once años.

En su opinión, es lógico que en el debate, antes y durante el congreso, haya autocrítica tras las derrotas electorales de mayo y noviembre pasados, pero ha insistido en que también tiene que haber orgullo y reconocimiento a los servicios prestados a España desde el PSOE.

Zapatero ha fijado algunas de las ideas que deben reflejarse en el debate precongresual, entre ellas el papel de la socialdemocracia en Europa en medio de la crisis económica. En esta línea, ha dejado claro que lejos de producirse una mejora en la situación económica tras las elecciones generales, los síntomas que sigue habiendo son muy preocupantes.

Por eso, más allá de los debates internos lógicos del PSOE, el partido tiene que seguir "al servicio de la sociedad española" y no puede aislarse y olvidar la difícil coyuntura que atraviesa el país.

Griñán pide "juego limpio, cordialidad e inteligencia"

El secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, ha pedido este domingo "juego limpio" a los candidatos a la Secretaría General, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, a quienes ha exigido "cordialidad e inteligencia" y ha avanzado que su federación no se posicionará hasta consultar a las agrupaciones provinciales.

En rueda de prensa en el transcurso del Comité Federal, Griñán, que ha comparecido como secretario general del PSOE andaluz, ha instado también a los candidatos a "hablar más de los problemas de la gente que de la gente del partido" y ha insistido que en torno al congreso mantendrá, como secretario general, una posición de "neutralidad activa".

Griñán ha comentado que, hasta ahora, ha estado en la presentación de las dos candidaturas y ha informado de que la Comisión Ejecutiva regional, tras consultar con las agrupaciones provinciales, hará pública su posición, que estará determinada "por razones objetivas basadas en los proyectos, en la capacidad de liderar y en la forma de organizar un partido para que sea "abierto, capaz y representativo".

Ha anunciado que este proceso comenzará mañana mismo cuando se convoquen asambleas en las agrupaciones y luego congresos provincias y, a partir de ahí, se elegirán delegados y se consensuará una opinión.

"Nunca -ha dicho- formaré una opinión de arriba a abajo, la haré de abajo a arriba, pero si indicaré con que propuestas de cada candidato estaré más conforme" ha precisado.

Griñán ha insistido en que no puede pronunciarse sobre ninguno de los dos candidatos porque, de hacerlo, sería movido "por los afectos o por la amistad" y ha hecho hincapié en que lo que quiere es oír "qué medidas, qué decisiones" van a adoptar porque los dos le parecen "enormemente valiosos".

Ha valorado que ambos candidatos han manifestado abiertamente su compromiso con Andalucía y ahora viene el debate, para el que ha pedido "lealtad a los candidatos" y "no tener miedo al ruido de la democracia".

Griñán ha reconocido que la federación andaluza, la más numerosa y con una posición definitiva a la hora de configurar una alternativa, no contempla el congreso federal de febrero como una posibilidad de consolidar posiciones orgánicas si no como "una oportunidad de renovar el proyecto socialista".

El también presidente andaluz ha apostado por un equipo intergeneracional fuerte y paritario que sepa dar respuesta a los problemas reales de los ciudadanos.

Sobre las elecciones andaluzas, se ha mostrado confiado en que los comicios sean el principio de la recuperación del voto socialista en toda España.

Griñán también ha tenido unas palabras para la forma en que Andalucía ha afrontado la crisis "manteniendo los derechos sociales y posibilidad de impulso de la actividad económica".

El presidente autonómico ha hecho una crítica al Gobierno al que ha acusado de "mentir" a la hora de tomar sus primeras decisiones, y aquí se ha referido a los impuestos, que han subido a pesar de la promesa electoral de no tocarlos.

Griñán también ha dicho no entender que si el mayor déficit es de las comunidades autónomas, el incremento de la fiscalidad sea para el Estado y las comunidades no perciban nada de este aumento.

En relación al manifiesto para que el congreso de febrero se aplace unos meses, Griñán ha sido categórico en expresar su rechazo dado que no se puede llegar a unas elecciones autonómicas "en situación de interinidad".

Ha añadido que el congreso hay que hacerlo cuando está previsto porque de lo contrario se llegaría a los comicios en una situación de "ambigüedad" que no es buena para Andalucía.