Francia pretende "dar ejemplo"

París tomará una decisión en enero sobre tasa a transacciones financieras

Francia "tomará una decisión" sobre la creación de una tasa sobre las transacciones financieras "antes de finales de enero", según reveló hoy Henri Guaino, consejero especial del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Guaino, considerado uno de los hombres más próximos al jefe del Estado, declaró escuetamente en el canal de televisión "BFM TV" que París pretende "dar ejemplo" en esta materia, a la que aludió Sarkozy en su reciente discurso de Fin de Año.

"Habrá una decisión sobre las transacciones financieras por lo que afecta a Francia antes del final del mes de enero", dijo Guaino, precisamente el mismo día en el que el diario "Libération" aseguraba en su portada que Sarkozy pretende crear esa tasa antes de los comicios presidenciales de abril-mayo próximos.

Este anuncio se conoce antes de la reunión que Sarkozy mantendrá el próximo lunes en Berlín con la canciller federal alemana, Angela Merkel, en cuya agenda podría estar la cuestión de la creación de un impuesto sobre las transacciones financieras.

"Espero que lo hagamos con Alemania", confesó Guaino a "BFM TV", aunque dio a entender que Francia podría ir adelante en solitario, "como con los bonus y otras reglamentaciones en materia de regulación financiera".

Guaino aludía a las iniciativas que, en relación con la reglamentación de las finanzas, presentó Sarkozy desde el comienzo de su presidencia, y en concreto la que consiste en promover limitaciones a los sueldos e indemnizaciones a directivos de empresas perceptoras de ayudas del Estado.

En relación con la tasa sobre las transacciones financieras -el destino de cuya recaudación no ha sido explicado aún con detalle pero que se relaciona con la dotación de la ayuda oficial al desarrollo o como elemento de estabilización del sistema financiero internacional- "Libération" adelanta que habrá decisiones parlamentarias próximamente.

El diario afirma que el Gobierno presentará una enmienda a los Presupuestos del Estado de 2012 para acomodar el nuevo instrumento impositivo con el fin de propiciar una entrada en vigor "con carácter de urgencia".

El periódico cita la cifra de 50.000 millones de euros como cantidad anual que una eventual tasa sobre las transacciones financieras podría recaudar si se aplicara en los 27 Estados de la Unión Europea, si se aplica el tipo del 0,1 % en los mercados de acciones y del 0,01 % en el de productos derivados.