La costa soporta la mayor caída

Las casas pierden un tercio de su valor desde los máximos de 2007

Los últimos datos de noviembre de 2011 de la consultora inmobiliaria Tinsa, muestran que los precios de las casas han caído de media un 26% en los últimos cuatro años, desde sus máximos en diciembre de 2007, siendo la caída más pronunciada la sufrida en las viviendas de la costa mediterránea, con descensos de hasta un 30%.

Mapa de la caída del precio de la vivienda en España: en noviembre de 2007 el crecimiento interanual del precio de la vivienda en España era del 3,1%, y el precio del metro cuadrado se situaba en 2.261 euros. En 2008 ya se registran las primeras caídas en los precios, un 7,8% con respecto al año anterior, y el precio del metro cuadrado bajaba a los 2.084 euros. Los datos correspondientes al periodo de 2011 son aún más desoladores para el sector inmobiliario español. En líneas generales, el precio del metro cuadrado ronda los 1.725 euros, un 26% menos que en 2007.

Dentro del territorio español han sido las capitales y las grandes ciudades (-29%) junto con las áreas metropolitanas (-28%) y la costa mediterránea (-30%) las que más han visto disminuir el precio de sus viviendas desde que se alcanzase el máximo en el 2007.

De esta manera, en ciudades como Madrid o Barcelona el precio del metro cuadrado ha sufrido una rebaja de 649 euros, sus áreas metropolitanas una depreciación de hasta 568 euros y la costa mediterránea, que baña entre otras, ciudades como Valencia, una depreciación de 588 euros.

Los que tampoco se libran de la quema son los archipiélagos: canario y balear. Sus islas también han visto como les han metido la tijera a los precios de sus casas, pero en menor medida que en los de la península. Con respecto a los máximos, los precios de sus viviendas se han reducido en un 20%, pasando a pagar por el metro cuadrado construido de 1898 euros en septiembre de 2007 a abonar por él 1.529 euros en noviembre de 2011.

Para encontrar cifras parecidas a las actuales tenemos que echar la vista atrás y remontarnos hasta febrero de 2005, en el que el precio medio del metro cuadrado construido estaba en 1.720 euros el metro cuadrado. Las grandes ciudades no se aproximaban a estos precios desde que lo hicieran por última vez en diciembre de 2004, y las islas, desde marzo de 2005.

En estos cuatro últimos años el precio de las casas ha bajado lo equivalente a la subida de los precios que fue absorbida por dos años, el periodo entre 2005 y 2007. La gran mayoría de los expertos aseguran, que lo previsible para 2012 es que se parezca mucho a 2011, o que sea incluso peor. Coinciden en que apenas se pondrán en marcha promociones nuevas, que los precios de las viviendas seguirán bajando y que las ventas no van a mejorar.

Este descenso tan abultado de los precios se debe básicamente al exceso de oferta de viviendas y a la escasa demanda. Cada vez se venden menos pisos y el stock de viviendas sigue siendo muy elevado. A esto hay que añadir la grave crisis económica: alta tasa de paro, falta de créditos bancarios y malas perspectivas económicas que hacen que la compra de una vivienda no ahora una prioridad.