_
_
_
_
Rosa Oriol. Fundadora de Tous

"La sonrisa tiene que volver a la calle"

Fundó en 1965 con su marido, Salvador Tous, la joyería que tiene como emblema un oso que se ha convertido en un icono mundial.

Hace unos días la joyera Rosa Oriol, acompañada de su marido, Salvador Tous, y cofundador junto a ella de Tous, repartió en Madrid ni más ni menos que 35.000 sonrisas en forma de brochetas de chocolate, firmadas por el pastelero catalán Christian Escribà.

¿A qué obedece la idea de recuperar la sonrisa en la calle?

Porque es bonito ver sonreír y más en estos momentos. La sonrisa es altamente contagiosa, si tú sonríes, yo sonrío. Tiene que volver a la calle. La mayoría de los valores se han perdido. Hay que partir de cero y recuperar el valor de la familia, de la honestidad, de la seriedad, de la bondad.

¿Cuesta sonreír ahora?

En los últimos tiempos se sonríe menos, y queremos que con nuestro oso el emblema de la joyería creado por la familia Tous en 1985 se recuperen esos momentos de cariño, de ternura. Nos apetecía hacer algo especial, devolver algo de lo mucho que hemos recibido a lo largo de nuestra trayectoria empresarial.

¿Cuál es el secreto del éxito de la firma?

Sin duda, la familia. Y trabajo, trabajo y trabajo. Trabajamos todos juntos y eso es duro pero muy gratificante. Nos casamos muy jóvenes y tenemos hijas mayores, con mucho carácter e ideas. Salvador y yo nos vamos haciendo mayores y nos gusta escucharlas porque tienen muchas ideas.

Antes comentaba que muchos valores se habían perdido.

Por ejemplo, los niños hoy día no dan valor a casi nada. No existe la cultura del esfuerzo. Mi vida ha estado siempre dedicada al trabajo y lo he hecho con mucha ilusión, aunque también entiendo que es mucho más divertido salir del trabajo a las seis de la tarde que a las nueve de la noche. Hace falta un mayor sacrificio y saber que las cosas cuestan esfuerzo. Yo lo veo cuando necesitamos una dependienta, es difícil encontrar a una persona que quiera trabajar de lunes a sábado. Nosotros nos hemos hecho mayores trabajando y observo que a la gente cada vez le cuesta más renunciar a cosas para dedicarse al trabajo.

Tal vez se haya vivido una época dorada que al final ha resultado ser un espejismo.

Se han hecho muchas locuras, pero al final, si algo bueno tiene esta crisis es que está poniendo las cosas en su sitio. Nosotros no paramos, pero estamos aflojando un poco en aperturas de tiendas. Este año hemos abierto 42 tiendas y el objetivo para 2012 es seguir en esta línea. Por ejemplo, acabo de llegar de México, donde hemos celebrado nuestro 35 aniversario en este país y donde tenemos 55 tiendas.

El oso de Tous se ha convertido en un icono mundial y en uno de los logotipos más falsificados.

El oso ya ha cumplido 27 años y se ha convertido en un símbolo de ternura y de amistad. ¿Quién no ha tenido de pequeño un osito? Transmite el valor por las pequeñas cosas, algo que aprecio cada vez más a medida que me hago mayor. Con los años, además, creo que me he vuelto más seria.

¿Quiere esto decir que ha perdido la sonrisa?

No, eso nunca, pero a veces he pasado por momentos en los que no sonreía, a pesar de tener una familia estupenda, un marido fantástico. He descubierto que cuanto más sonrío, mucha más vitalidad tengo y más adrenalina suelto. Recuerdo que en un momento dado, en el que un negocio que teníamos al margen de la joyería no iba bien, mi cuñado siempre me decía: ¿pero cómo puedes sonreír? Por eso valoro tanto este gesto, con una sonrisa transmites optimismo y demuestras que puedes salir adelante.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_