Alemania asegura que Reino Unido sigue siendo un "socio indispensable" de la UE

El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha insistido en que quiere un "futuro positivo y próspero" para la City de Londres y que no existen "planes ocultos" por parte de Alemania.

El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha calificado a Reino Unido de "socio indispensable" dentro de la Unión Europea durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo británico, William Hague. Westerwelle insistió en que quiere un "futuro positivo y próspero" para la City de Londres y que no existen "planes ocultos" por parte de Alemania.

"No hay duda de que queremos que el siguiente paso lo demos unidos los 27 o con Croacia como el país 28", señaló. "Creemos que tenemos un destino común. Creemos que la UE no es solo la respuesta al capítulo más oscuro de nuestra historia, es también un seguro de vida para la globalización porque ningún país, ni siquiera Alemania, Reino Unido o Francia, ni otros países son lo suficientemente grandes y fuertes como para acometer solos los desafíos de la globalización", comentó. "Mi principal mensaje es para los británicos: podéis contar con nosotros y podemos contar con vosotros", aseguró.

"Para Alemania, Reino unido es un socio indispensable para la UE", añadió. Los medios locales británicos informaron de que la cita que han mantenido Westerwelle y Hague se fijó durante la pasada cumbre europea en la que Reino Unido se negó a firmar un acuerdo de unión fiscal. Tras la cumbre, se produjo una escalada de tensiones en las relaciones entre Londres con París y Berlín en la que también han participado los medios de cada país. La mayor parte de los tabloides británicos apoyaron la decisión del primer ministro británico, David Cameron, de no apoyar el cambio en los tratados para endurecer los requisitos fiscales de los países.

Por su parte, el primer ministro francés, François Fillon, aseguró que la economía francesa se merecía la máxima nota de las agencias de calificación, las cuales deberían observar la situación financiera británica. El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, proeuropeo, aseguró que las palabras de Fillon eran "simplemente inaceptables".