Muy confidencial

La deuda española levanta pasiones

Las medidas anunciadas hace dos semanas por el BCE para la banca están empezando a tener efecto y la prueba más inmediata sería la última subasta de obligaciones celebrada el jueves.

Según rumores del mercado se especula con que tanto en la emisión del pasado noviembre como en la de esta semana existe una entidad que ha comprado cerca el 80% del dinero colocado por el Tesoro. No se sabe si se trataría de la misma entidad, pero el simple hecho de que alguien haya adquirido esa cantidad resulta cuanto menos llamativo.

La razón de esta noticia se hallaría en las ayudas puestas en marcha por el BCE que, tras la pasada reunión mensual, anunció nuevas medidas de liquidez para la banca. Según lo señalado por Draghi, el regulador bancario, concedería préstamos a los bancos con un vencimiento a tres años, en lugar de a uno como se mantenía hasta el momento.

Esta iniciativa habría sido empleada por la entidad que supuestamente ha comprado entre el 80 y el 90% de las últimas subastas de obligaciones para aprovechar el carry trade. Adquiría un préstamo a tres años con un interés del 1% y el dinero prestado lo invertiría en obligaciones que le reportarían una rentabilidad del 4%, un negocio rentable para la enigmática entidad.