CaixaBank canjeará 4.897 millones en convertibles y subordinada

La entidad que preside Isidro Fainé se sumó ayer a la corriente de dar salida a los inversores pillados en participaciones preferentes. Al contrario que otras entidades, como BBVA, Santander y Sabadell que necesitan reforzar sus ratios de capital y por ello han optado por canjear sus emisiones de preferentes en su totalidad por acciones, CaixaBank propone una alternativa intermedia para los 4.897 millones de euros que tiene emitidos en estos títulos.

La entidad recomprará las preferentes por el 100% de su valor nominal, es decir, 1.000 euros por participación. Un 30% se pagará con obligaciones convertibles en acciones y el 70% restante con deuda subordinada a 10 años.

En el caso de las obligaciones convertibles, remuneradas con un cupón anual del 6,5%, la mitad se convertirá en acciones antes del 30 de junio de 2012 y el resto antes del 30 de junio de 2013.

La remuneración de la deuda subordinada, sin embargo, variará. Para los titulares de participaciones preferentes emitidas 1999 y 2000, que ahora mismo rentan un 3%, CaixaBank ofrece una rentabilidad del 4%, mientras que para las preferentes correspondientes a la serie C, que ahora mismo rentan un 5%, se compromete a abonar este mismo interés.

También en Europa

La corriente de recomprar deuda se ha propagado por Europa. Según la agencia Bloomberg, más de una decena de entidades han anunciado este tipo de operaciones, que afecta a un total de los 8.000 millones de deuda en circulación. Entre ellos, Barclays, BNP, Unicredit, Société Générale o Lloyds.