Aprobada este verano por el Congreso

Expertos concursales piden al PP que aclare si cambiará la ley

En enero entrará en vigor la reforma de la Ley Concursal aprobada este verano por el Congreso, que deberá enfrentarse a un contexto de aumento creciente de concursos de empresas. En concreto, hasta noviembre de este año se han registrado un total de 5.591 procesos concursales en España, un 12,97% más que en el mismo periodo de 2010, según informa D&B.

Esta reforma de 2011 modifica la realizada en 2009. Entonces, los cambios respondieron, según Pedro Martín, presidente de la Fundación del Instituto de Derecho Concursal (Fundieco) que hoy cierra en Madrid el II Foro de Derecho Concursal, a las urgencias de la crisis económica. Y para Carlos Nieto, magistrado del Juzgado Mercantil número 1 de Madrid, los cambios que se introducen en una ley de este estilo para afrontar la crisis económica "no constituye una praxis demasiado aconsejable, ya que acarrea aspectos cuestionables". Por el contrario, sobre la reforma de este año, considera que bastantes cambios han venido precedidos de una reflexión más reposada que en 2009 y "la norma es mucho mejor".

Sin embargo, ante el rumor de que el nuevo Gobierno del PP puede realizar modificaciones en la normativa, Nieto recuerda que este partido, en la tramitación parlamentaria, se manifestó en desacuerdo en aspectos como las refinanciaciones, la administración concursal y el concurso de las personas físicas. "No podemos saber si se tramitará un nuevo proyecto; pero no debemos entrar en una espiral de modificaciones provocadas por cada cambio de Gobierno".

Nieto dice que en una legislación sobre insolvencias, los intereses concernidos son económicos y, aquí, "las partes quieren certeza y previsibilidad". Por eso pide que "si se va a producir una reforma, habría que saberlo lo antes posible y debería ser de las primeras que se adopten". En caso contrario, "se podría producir una paralización que iría en merma de la viabilidad de las empresas".

Novedades y puntos discutibles

Martín indica varios puntos discutibles regulados en la reforma: el sobreendeudamiento de las personas físicas; la financiación, "que la banca va a dominar", y el régimen de la administración concursal. Asimismo, Emilio González, vicepresidente de Fundieco, se queja de que existe escasez de medios económicos y de personal para poder hacer frente al panorama concursal en España. Entre las novedades de la reforma están el que las personas jurídicas pueden ser administradores concursales y la cantidad para solicitar un procedimiento abreviado, que ha pasado de los 10 millones de pasivo a 5 millones.