Investigación de la Fiscalía Anticorrupción

Ruiz-Mateos captó 337 millones de 4.110 inversores en pagarés de Nueva Rumasa

La familia Ruiz-Mateos captó 337,3 millones de euros de 4.110 inversores que adquirieron pagarés emitidos por 13 empresas de Nueva Rumasa.

La Fiscalía Anticorrupción concluye que se han pagado a los inversores 96,2 millones, según la documentación que ha empleado y que ha remitido al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. En su escrito, al que ha accedido este diario, la fiscalía indica que se trata de información "única conocida en esta causa hasta la fecha".

Hasta el momento, las 13 empresas de Nueva Rumasa emisoras de pagarés han abonado en concepto de principal e intereses algo menos del 25% de las obligaciones, 96,23 millones. De los más de 289,11 millones de euros que quedan por pagar a los inversores, 88,6 millones corresponden a pagarés ya vencidos y 200,4 millones a los que vencerán en lo sucesivo, ya que, señala la fiscalía, "resultarán igualmente impagados en cuanto corresponden a empresas en concurso".

La fiscalía destaca en su escrito que de las 13 sociedades de Nueva Rumasa emisoras de pagarés, 8 de ellas, que aglutinan a 1.208 inversores, "no han satisfecho nunca cantidad alguna a sus inversores, por lo que el 100% de sus pagarés han resultado fallidos". De esos 1.208 inversores, 1.026 lo fueron de grupo Dhul.

El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, su mujer, Teresa Rivero, sus seis hijos varones y su sobrino, Zoilo Pazos, están imputados por presunta estafa a los inversores.

Subasta desierta

La subasta convocada por la Agencia Tributaria sobre una finca de la familia Ruiz-Mateos en Jerez de la Frontera (Cádiz), valorada en 5,27 millones de euros, ha quedado desierta, según fuentes de la Agencia Tributaria consultadas por EP.

El organismo dependiente de Hacienda tiene previsto volver a sacar a subasta el 100% de la titularidad de la parcela durante el primer trimestre de 2012 y al mismo precio de salida.