El presidente del BCE matiza que los efectos del decrecimiento se verán minorados

Draghi considera "inevitable" una recesión en la eurozona por los ajustes

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, calificó hoy de "inevitable" una contracción económica en la eurozona como consecuencia de las medidas de ajuste, aunque dijo que sus efectos se verán aminorados por la recuperación de la confianza en los mercados.

"La inevitable contracción será mitigada a corto plazo por la recuperación de la confianza. Pero a medio plazo el crecimiento sostenido sólo se podrá lograr con reformas estructurales profundas que se han aplazado durante mucho tiempo", dijo Draghi durante una conferencia pronunciada en Berlín.

En su intervención Draghi apeló a los Gobiernos de la eurozona a aprovechar el momento actual para implementar rápidamente las decisiones de la última cumbre europea. "La crisis no ha terminado. Es importante no perder el momento para implementar todas las decisiones necesarias para poner la economía de la eurozona en buen rumbo", dijo Draghi.

Por otra parte, Drahi justificó la reciente decisión del BCE de bajar los tipos de interés del 1,25 al 1% así como otras medidas, entre las que no mencionó específicamente la compra de deuda soberana. Todas ellas, dijo, están destinadas, a "asegurar que las familias y las empresas -especialmente las medianas y pequeñas- reciban créditos de la manera más eficaz posible en las actuales circunstancias".

Draghi subrayó la importancia de dar buenas condiciones a las Pymes argumentando que esas empresas crean "cerca del 70% del empleo en la eurozona".

La conferencia de Draghi fue parte de un acto organizado por la Fundación Ludwig Erhard, y el presidente del BCE aprovechó para recordar que el que fue canciller alemán (1963 hasta 1966) -considerado como el fundador de la economía social de mercado- fue también un defensor del principio de la independencia de los bancos centrales.

"Ludwig Erhard contribuyó a que se asentara el principio de la independencia de los bancos centrales", dijo Draghi. "Como todos ustedes saben, los estatutos del BCE han recogido ese importante principio que va de la mano con la credibilidad del propósito de garantizar la estabilidad de los precios", añadió.