Estudio Impacto de la abogacía en la economía

La abogacía pierde 16.800 empleos por la crisis

El sector genera al año 10.456 millones de euros, el 1,6% del PIB

La repercusión de la crisis en el sector de la abogacía tiene nombres y apellidos. Todos los que conforman la lista de los 16.800 abogados que se han quedado sin trabajo en el año 2010 por culpa de la situación económica. El empleo en este colectivo se elevó el pasado ejercicio a 157.600 letrados, lo que representa un 9,63% menos que en 2009, según el estudio Impacto de la abogacía en la economía, dirigido por Elena Mañas, profesora titular de Economía Aplicada de la Universidad de Alcalá.

El análisis que fue presentado ayer en el Consejo General de la Abogacía Española y que cuenta con prólogo de Carlos Carnicer, presidente de los abogados de España, demuestra que la racha de crecimiento continuado de empleo en el sector durante los últimos 20 años se ha truncado. El momento más álgido se alcanzó en el ejercicio 2009, año en el que los licenciados en Derecho ocupados en el área jurídica llegaron a ser 176.400.

No obstante y como señaló la autora, todavía el empleo de la abogacía representa el 1,2% del total de la economía española y sus ingresos suponen el 1,6% del PIB. El volumen de negocio de esta actividad ascendió a 10.456 millones de euros en 2009, lo que supone un leve descenso del 0,78% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según reconoció el presidente del CGAE, Carlos Carnicer, "la abogacía está modificando sus sistemas de trabajo y apostando por la tecnología, por la internacionalización y por la competitividad. Mejorar la profesionalización de la gestión de los bufetes, los controles internos, crear equipos multidisciplinares y externalizar algunos servicios son caminos que contribuyen a la modernización de la profesión".

Actualmente, el 71% de los abogados trabaja por cuenta propia en pequeños despachos, el 16% son socios o asociados de bufetes y el 13% abogados de empresa. Para el abogado del Estado Tomás Gómez Cueto, el gran reto será la integración. "Siempre hemos estado más preocupados por ahorrar gastos que por generar ingresos. Tal vez eso nos ayude ahora a superar la crisis, pero debemos pensar en el futuro y en la integración".

Los grandes bufetes absorben 7.000 empleos

El abogado del Estado y colaborador del estudio Tomás Gómez Cueto explicó que el sector se encuentra muy atomizado y que los grandes despachos absorben unos 7.000 empleos. Asimismo, destacó que la reciente operación de transposición de la Directiva de Servicios, mediante las leyes Paraguas y âmnibus, afectan "directamente al ejercicio profesional en algunos aspectos, desregulando parcialmente ciertas materias, como honorarios o publicidad; pero sobre todo, ponen el foco de atención en los ciudadanos-clientes". La nueva normativa obliga a los abogados a esforzarse en informar bien y exhaustivamente a su clientes.