Votan juntos al presidente del Congreso

PP y CiU escenifican su buena sintonía y abren la puerta a un pacto estable

CiU votó ayer a favor del popular Jesús Posada como presidente del Congreso, lo que muestra la buena sintonía de la coalición nacionalista y el PP en el arranque de legislatura. A pesar de la mayoría absoluta, el próximo Gobierno quiere atraer a CiU a su plan de reformas, incluida la laboral.

Jesús Posada resultó ayer elegido presidente del Congreso de los Diputados con los 186 votos del PP y y los 16 de CiU. Los dos grupos parlamentarios han iniciado de la mano la nueva legislatura, ya que han pactado también el reparto de puestos en la Mesa de la Cámara Baja, que da al convergente Jordi Jané la vicepresidencia tercera. En este acuerdo ha participado también el PSOE. Para escenificar aún más esta sintonía, el futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunió ayer con luz y taquígrafos en su despacho del Congreso con el líder de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, el día en que se constituían las Cortes.

En CiU hay disposición a dar apoyos puntuales al PP en asuntos como la reforma laboral y el establecimiento del pago del IVA con criterio de caja, pero para dar el salto a un acuerdo estable de legislatura el Gobierno tendría que atender la petición de los nacionalistas de un pacto fiscal para Cataluña. Duran i Lleida constató ayer tras su encuentro con Rajoy de que este asunto tendrá que esperar porque el nuevo Ejecutivo tiene otras prioridades. El PP quiere implicar a CiU en su estrategia de alcanzar "grandes acuerdos en grandes temas" a lo largo de la legislatura. CiU tendrá la presidencia de dos comisiones en el Congreso -una la de Exteriores, que presidirá Duran i Lleida- y una en el Senado.

Argucia legal

Amaiur presiona para tener grupo propio ante el recelo del PP

Gran parte del debate de ayer en el Congreso giró en torno a si Amaiur tendrá grupo propio o no. Juraron su escaño solo seis de los siete diputados para lograr este objetivo. No se presentó el parlamentario que ha obtenido el escaño en Navarra porque allí la representación de Amaiur no llega al 15% mínimo que exige la ley, por lo que ha solicitado grupo propio con los otros seis.

El portavoz de Amaiur, Xabier Mikel Errekondo, pidió al PP que supere la "época de la negación", que entienda que son "nuevos tiempos" y aplique una política de "apertura". La decisión la tomará la Mesa del Congreso, donde tiene mayoría absoluta el PP. Amaiur ha contactado con todos los grupos excepto PP, UPyD (en una situación parecida a la coalición independentista) y UPN.

El portavoz del PP, Alfonso Alonso, explicó ayer que la decisión de no inscribir al diputado por Navarra es "una finta al procedimiento" por parte de Amaiur, que "no tiene derecho" a grupo propio. El presidente del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que se ha de hacer lo que marque la ley.

En el Senado, el nuevo presidente, Pío García-Escudero, tomó posesión de su cargo con 180 votos a favor. En su discurso, animó a acometer la tan deseada reforma de la institución para que "responda realmente al Estado de las autonomías".