El Dow Jones pierde el soporte de los 12.000 puntos

La Fed precipita la caída de Wall Street

La Reserva Federal sigue el guión y no cambia los tipos de interés ni revisa su programa de estímulos. Aunque esto era lo previsible, la Bolsa de Nueva York ha reaccionado al comunicado con descensos que han ido in crescendo hasta el cierre.

Wall Street
Wall Street

El parqué neoyorquino ve como vuelan las ganancias acumuladas desde la apertura. El Dow Jones de Industriales cede un 0,55% (11.954 puntos); el S&P 500 baja un 0,87% (1.225 enteros); y el tecnológico Nasdaq recorta un 1,26% (2.579 puntos). Estas cotizaciones se alejan de las alzas próximas al 1% registradas al toque de campana.

Las compras han perdido fuerza, desanimadas primero por la postura alemana respecto a la ampliación del Mecanismo Europeo de Estabilidad, y después por la falta de novedades en el comunicado de la Reserva Federal.

Aunque no era previsible ningún cambio en el precio del dinero, el mercado aguardaba con gran expectación los comentarios sobre la evolución económica. Algunos operadores pensaban incluso que el banco central podría anunciar alguna nueva medida de apoyo, por pequeña que fuera. Pero la Fed ha dejado las cosas como están. Además, el presidente Ben Bernanke ha explicado que la economía mantiene su expansión moderada pese a la ralentización global.

DOW JONES 29.398,08 -0,09%

Angela Merkel ya había desalentado al parqué previamente. La canciller ha contradicho a Van Rompuy y ha asegurado que el futuro fondo de rescate permanente no será revisado. Estas declaraciones también han castigado a las Bolsas europeas, aunque a unas más que a otras. El selectivo Ibex 35 es de los peor parados con una caída del 0,63%.

Los datos macroeconómicos domésticos de Estados Unidos no han sido para tirar cohetes. Las ventas minoristas crecieron un 0,2% en noviembre respecto al mes anterior, cuando los expertos esperaban un alza del 0,6%, según Bloomberg. Excluyendo automóviles, las ventas se incrementaron un 0,2%, por debajo del 0,4% esperado.

Por otra parte, el índice NFIB de optimismo de las pequeñas empresas ha ascendido hasta los 92 puntos en noviembre, desde los 90,2 puntos del mes precedente. El dato rebasa en medio punto los pronósticos de los expertos.