Bernanke constata que EE UU crece "moderadamente" pese a la ralentización global

La Fed descarta de momento otra expansión monetaria

La Reserva Federal ha mantenido hoy intacta su política monetaria, descartando de momento un nuevo movimiento de expansión como los llamados Quantitative Easing, lo que ha provocado pérdidas en Wall Street.

La Reserva Federal ha dejado hoy intacta su política monetaria, caracterizada por unos tipos de interés bordeando el cero y acceso casi ilimitado a la liquidez en dólares. Después de su reunión mensual, el Comité de Mercado Abierto de la Fed ha explicado en una declaración que la economía de EE UU "se ha expandido de forma moderada, a pesar de la aparente desaceleración del crecimiento global".

Con todo, la Fed entiende que, "aunque los indicadores señalan una mejoría en las condiciones del mercado laboral, la tasa de paro sigue siendo elevada".

El equipo de Bernanke ha debatido si la Fed puede hacer aún algo más para relanzar la economía, después de dos rondas de compra de activos a gran escala y tres años con los tipos rozando el cero.

El comunicado de hoy insiste en la advertencia de los dos encuentros anteriores sobre que "las tensiones en los mercados financieros globales siguen suponiendo riesgos a la baja para la previsión económica", en una referencia clara a la crisis europea.

La Fed deja claro que las condiciones económicas "probablemente garantizarán los tipos de interés excepcionalmente bajos al menos hasta mediados de 2013". El banco central estadounidense también mantendrá su cambio de 400.000 millones de dólares en deuda a corto plazo por otra a largo, la conocida como operación twist.