Cinco Sentidos

El pantalón estrecho y el traje entallado

Expertos en moda critican el estilo conservador de la clase ejecutiva y proponen modelos en los que fijarse

Futbolistas antes que actores y algunos directivos antes que políticos. Cuando un profesional español quiere un estilo elegante, parece que no existen demasiados referentes. Al menos eso es lo que opinan algunas de las personal shoppers más destacadas.

"No es fácil encontrar españoles estilosos, tenemos más personajes que destacan por su desaliño y mal gusto", asegura Marta Mantilla, que mantiene su propia empresa de asesoría de imagen. Sin embargo, sí que entre las profesionales del sector aparecen ciertos nombres repetidos de manera continua.

"Rafael Medina es un referente obvio. Es evidente que su madre -Nati Abascal- le ha dado una gran cultura estética y destaca en este panorama", explica Fátima Sánchez, de Mandhala Consultoría (www.mandhala.es). Gabriela Martín, de Shopin (www.shopin.es), suma a su hermano Luis: "Los dos se adaptan a las últimas tendencias y obviamente tienen percha para lucirlas".

Colores neutros

Martín señala también a dos nombres que influyen en la moda más formal: "Mario Conde y Carlos Sainz destacan por sus trajes clásicos de dos botones, pero sobre todo por su porte y elegancia innata". Mantilla, por su parte, cita a los presentadores Jesús Álvarez y Lorenzo Milá, "siempre elegantes, con buenas prendas y bien combinadas. No caen nunca en excesos, lo que para el cliente profesional ayuda bastante".

Los que buscan un punto más arriesgado parecen fijarse en los futbolistas. Los barcelonistas, en Gerard Piqué, los madridistas, en Xabi Alonso, apunta Sánchez. O Mourinho, añade Mantilla: "Siempre estupendo con corbata, sin ella y de sport, y que se complica poco con los colores: neutros, y casi siempre los mismos". A esta lista suma Martín a David Beckham.

Los actores, que suelen dictar moda a escala internacional, tienen en cambio en España un rol diferente, "con la excepción de Antonio Banderas. Pero él es un modelo de dandi, con detalles algo arriesgados, mientras que lo que busca el profesional español es más bien el tipo gentleman", explica Sánchez.

En ese territorio, para Sánchez, los actores británicos siguen marcando la diferencia, "en una línea más juvenil, como Jude Law, o algo más clásica, como Colin Farrell". Hay unanimidad en citar en este sentido a George Clooney o añadir a Brad Pitt, que según Martín "revela mucha seguridad en lo que lleva y tiene estilo propio".

Todas las especialistas lamentan, con todo, que el ejecutivo español, según Sánchez, "tiene miedo a llamar la atención, por un fuerte componente de inseguridad que le lleva a circunscribirse a lo tradicional. Se evita cualquier detalle que parezca sospechoso, cayendo a cambio en un envejecimiento prematuro. Es obvio en los políticos, que están lejos del cuidado de la imagen de Cameron, Sarkozy u Obama".

Para esta temporada, todas apuestan por abrir una rendija a innovaciones. Marta Mantilla propone "trajes más entallados y con los pantalones un poco más estrechos". Los colores neutros mandan, aunque obligan a incorporar algún detalle de mayor fantasía en los complementos, e incluso Fátima Sánchez menciona alguna combinación rayas-cuadros. En cuanto a las corbatas, nada de dibujitos ni, sobre todo, logotipos.