Solo asumiría 4.200 millones

Sabadell se blinda ante futuras pérdidas de 16.600 millones por la CAM

Las pérdidas máximas en que podría incurrir Banco Sabadell tras absorber la CAM alcanzarían los 24.600 millones de euros, según los cálculos barajados hasta el momento. Los primeros 3.900 millones estarían cubiertos por las provisiones previas existentes y para el resto, 16.600 millones corresponderían al Fondo de Garantía de Depósitos y 4.200 los asumiría Sabadell.

Sabadell se recapitalizará con 3.100 millones de euros para digerir CAM
Sabadell se recapitalizará con 3.100 millones de euros para digerir CAM

Hasta el momento la operación había sido cubierta por el FGD que tras inyectar 2.800 millones decidió realizar una aportación adicional de 2.500 millones. Sin embargo, el Banco de España, para compensar los riesgos de la operación, decidió ofrecer una protección especial a la entidad que se ha hecho cargo de la absorción de la caja de ahorros alicantina.

Según los datos difundidos esta mañana las pérdidas potenciales que ha generado la operación podrían ascender a 24.600 millones de euro. Para hacer frente a esta situación los primeros 3.900 millones se corresponderían a las provisiones constituidas hasta el momento. La cantidad restante (20.700) se repartiría entre el Esquema de Protección de Activos, al que le correspondería aportar el 80%, y el 20% de Sabadell. De acuerdo a estos cálculos, la entidad catalana se blindaría ante unas futuras pérdidas de 16.600 millones que derivarían de la absorción y que correrían a cargo del Fondo de Garantía de Depósitos.

Sabadell tarta de demostrar así que el Estado no tendría, en ningún momento, que hacerse cargo de las pérdidas que generase la operación ya que el Fondo de Garantía se nutre de las aportaciones anuales realizadas por las entidades de crédito. En el hipotético caso de que el FDG no pudiera hacerse cargo de estas pérdidas el FROB sería el encargado de actuar para solucionar la situación. A partir de ese momento serían los contribuyentes los que asumirían los números rojos.

En la presentación realizada la entidad catalana ha señalado que la absorción de la CAM se revela como una de las mejores alternativas existentes ya que permite reforzar la franquicia local así como alcanzar una complementariedad territorial. En referencia a las pérdidas y posibles riesgos, Sabadell ha informado que las pérdidas resultantes de la operación están en línea con lo previsto y que el esquema de protección permite neutralizar los posibles riesgos.