El valor, colapsado en Bolsa por la avalancha de órdenes de venta

Sabadell: "Es de prever que las cuotas de la CAM no tengan valor económico significativo"

Sabadell reitera que lo previsible es que las cuotas de la CAM apenas valgan nada. La avalancha de órdenes de venta en estos títulos ha impedido que llegaran a cotizar esta mañana, ante el desequilibrió entre la oferta (60.000 títulos) y la demanda (más de 300.000). Las cuotas han sido suspendidas por la CNMV.

Sede de la entidad en Madrid
Sede de la entidad en Madrid

El futuro de los alrededor de 50.000 cuotapartícipes de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), según los últimos oficiales, correspondientes al cierre del tercer trimestre de 2010, está todavía por ver. Lo que está claro es que, de entrada, el panorama al que se enfrentan dista mucho de ser optimista. El Sabadell ha explicado por activa y por pasiva que el valor económico de las cuotas es, básicamente, inexistente. Lo ha vuelto a repetir hoy.

Ante una avalancha de órdenes de venta, las cuotas ni siquiera han llegado hoy a cotizar, pero los precios indicativos auntaban a una caída en el entorno del 30%, hasta situarse por debajo del euro por título. A las 10.48 horas, la CNMV ha acordado su suspensión de su negociación en Bolsa y minutos más tarde Sabadell ha hecho público un comunicado dirigido a los cuotapartícipes.

Por si no había quedado claro, la entidad que se ha quedado con la CAM explica que, "tal y como está diseñado el proceso, es de prever que las cuotas participativas no tengan valor económico significativo". Y es que cuando la CAM traspasó su negoció financiero a Banco CAM el pasado junio se excluyeron específicamente las cuotas de ese traspaso. En otras palabras, las cuotas participativas no son responsabilidad del Sabadell.

En la nota que ha hecho pública la CNMV, Sabadell aclara que "el proceso está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias europeas y de las autoridades españolas, lo que condiciona y limita cualquier decisión que se pueda tomar sobre las mismas [cuotas]". Fuentes conocedoras de la operación señalan, no obstante, que una vez esté concluido todo el proceso se trate de acordar alguna medida paliativa para los cuotapartícipes.

Ayer, Josep Oliu, presidente de la entidad compradora, ya indicó en rueda de prensa que "las cuotas participativas carecen de valor económico" y que la decisión final sobre este instrumento dependería de las decisiones regulatorias que aún no han sido acordadas, según declaraciones recogidas por Bloomberg.

El miércoles, el Banco de España adjudicó la entidad financiera al Sabadell por el precio simbólico de un euro, después de haberle inyectado 5.249 millones de euros a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Pero no indicaba nada de las cuotas participativas. La CNMV suspendió la negociación de las cuotas durante esa tarde, al conocerse la noticia a través de los medios de comunicación, pero ayer a primera hora levantó la suspensión.

Las cuotas participativas se vendieron en la Oferta Pública de Suscripción (OPS) en julio de 2007 a 5,84 euros, principalmente entre pequeños inversores, y ayer cerraron a 1,34 euros, tras escalar un 6,35% hasta 1,34 euros. El miércoles, día en que se conoció que el Banco de España adjudicaba la entidad alicantina a Sabadell, se desplomaron un 9,34%.