La canciller, satisfecha con los acuerdos

Merkel: "se ha creado la base para un euro estable"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha mostrado su satisfacción por los acuerdos alcanzados hoy para una mayor integración fiscal de la eurozona, calificándolos de "claro éxito" tras haber contado el apoyo de todos los países de la UE excepto Reino Unido.

"Estamos creando una base para la confianza en el euro". Así se ha expresado la canciller alemana Angela Merkel en su comparecencia tras la cumbre europea de Bruselas, que ha acabado con el apoyo de 26 de los 27 países de la UE a los planes de la eurozona de establecer una mayor integración fiscal en el Viejo Continente. Sólo el Reino Unido se opone a este acuerdo, algo que Merkel ha lamentado para subrayar la importancia de una zona euro estable, "ya que ello afecta a todos, atmbién al Reino Unido".

Según ha confirmado Merkel, la unión fiscal se seguirá desarrollando dirante los próximos años, pero lo acordado hoy es ya un "éxito claro conseguido". El nuevo tratado, que aún no está preparado, se introducirá en el resto de tratados de la unión, e incluirá al Parlamento europeo para "contar con todos".

"Veinte años después de Maastrich, conseguimos que la unión monetaria tenga una base sólida", ha afirmado.Entre los puntos del nuevo tratado, Merkel ha afirmado que la "regla de oro", que fija como ley la estabilidad presupuestaria, se introducirá dentro de las constituciones o leyes con rango similar de cada uno de los países que se añadan a él. Se fijará un límite de déficit estructural, y se tendrá que reducir en un 5% anual aquellos volúmenes de deuda que superen el 60% del PIB. También ha recordado que se supervisará la evolución del déficit de estos países para confirmar que cumplen con el objetivo marcado, y si no, el tribunal euopeo fijará sanciones.

Merkel ha recordado que aquellos que participen del nuevo tratado "van a tener que cumplir con objetivos ambiciosos".

Oposición a ampliar el fondo de rescate

La canciller también ha afirmado que su gobierno se opone a dar más fuerza al fondo de rescate permanente. "He tomado una posición muy clara de que no se ampliará", ha declarado, para añadir que, aunque siempre está abierta a negociar, "sólo podemos avanzar hacia nuestro objetivo atacando las raíces de la crisis, a través de los límites presupuestarios y la unión fiscal".