El lunes puso bajo revisión la nota de 15 países de la zona euro

S&P amenaza con rebajar el rating de toda la Unión Europea y de los grandes bancos

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha situado en revisión para una posible rebaja (CreditWatch with negative implications) el rating de toda la Unión Europea, después de que el lunes pusiera bajo revisión a 15 de los 17 países de la zona euro. Además ha puesto bajo revisión la calificación de entidades financieras como BNP Paribas, Commerzbank, Barclays Bank Ireland, BPCE, Eurohypo, Rabobank, Credit Agricole, Deutsche Bank, Deutsche Postbank, Intensa Sanpaolo, Banca IMI, Ulster Bank, Ulster Bank Ireland, Rabobank USA y Unicredit.

La agencia de calificación Standard & Poor's ha puesto bajo revisión el rating de la Unión Europea ante una posible rebaja de su solvencia, que en la actualidad es de triple A.

Esta nueva amenaza se suma a la del pasado lunes cuando la agencia de calificación puso bajo revisión la solvencia de 15 de los 17 países que conforman la zona euro, entre ellas la economía española.

Además, la amenaza también ha sido para las entidades financieras. En concreto, pone bajo revisión la nota de las principales entidades financieras entre las que se encuentran Barclays Bank Ireland, BNP Paribas, BPCE, Commerzbank, Eurohypo, Rabobank, Credit Agricole, Deutsche Bank, Deutsche Postbank, Intensa Sanpaolo, Banca IMI, Ulster Bank, Ulster Bank Ireland, Rabobank USA, Societe Generale y Unicredit.

Y ha amenazado también con recortes a siete entidades portuguesas: Caixa Geral de Depósitos, Banco Comercial Português, Banco Espirito Santo y su principal subsidiaria Banco Espirito Santo de Investimento, Banco BPI y su principal subsidiaria Banco Português de Investimento y Banco Santander Totta.

"Creemos que una potencial rebaja de Portugal, sea en uno o dos escalones, es muy probable que conlleve la correspondiente rebaja de los ratings de las entidades financieras portuguesas que calificamos, dado que actualmente todas tienen la misma calificación que la deuda soberana", explica.

En este sentido, añade que en raras ocasiones las entidades financieras tienen una nota superior al rating soberano a largo plazo del país principal donde operan, ya que, en general, considera "improbable" que estas instituciones no se vean afectadas por los acontecimientos de la economía local.