La UE estudia duplicar la dotación hasta 900.000 millones

El nuevo fondo de rescate podría tener acceso a la liquidez del BCE

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, propondrá en la cumbre que el futuro Mecanismo Europeo de Estabilidad que sustituirá o se sumará al EFSF se convierta en una suerte de entidad financiera con ficha bancaria, lo que le daría acceso a liquidez del BCE. Una propuesta largamente acariciada por Francia y que, hasta ahora, no era tan del agrado de Angela Merkel.

Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo
Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo

Los países miembros de la UE han comenzado una intensa negociación para reforzar drásticamente el fondo de rescate. En la actualidad, el que está vigente (FEEF o EFSF por su siglas en inglés) cuenta con unos recursos no usados de 250.000 millones de euros de un total de 440.000 millones. Los restantes 190.000 millones están comprometidos para Grecia, Irlanda y Portugal.

Anoche la edición digital de Financial Times publicó que los negociadores están considerando la posibilidad de que este fondo continúe en funcionamiento una vez que, a mediados de 2012, entre en vigor el nuevo fondo dotado de un máximo de 500.000 millones, el Mecanismo Europeo de Estabilidad o MEDE. En la práctica, supondría duplicar el poder de contención de la barrera frente al mercado hasta unos 900.000 millones.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, propondrá que, para empezar, se pueda revisar la limitación de 500.000 millones del EFSF y MEDE, dado que esta cantidad podría resultar insuficiente para rescatar a países como Italia o España. Además, Van Rompuy estima que hay que suprimir cualquier referencia a la participación del sector privado en futuros rescates. El presidente también propone suprimir el techo de recursos del MEDE, fijado ahora en 500.000 millones de euros.

La clave, como viene siendo habitual en tiempos de escasa liquidez, es encontrar una fórmula adecuada para aumentar esta potencia de tiro. Una de las propuestas más destacadas del borrador elaborado por Van Rompuy es que el nuevo fondo opere como una entidad financiera, lo que le daría la posibilidad de financiarse directamente del BCE, una posibilidad del agrado de Francia a la que Merkel se había opuesto hasta la fecha. La diferencia entre el MEDE y el EFSF y que permitiría esta financiación directa del BCE es que el segundo se basaba únicamente en garantías de soberanos de la zona euro, mientras que el primero cuenta con 620.000 millones de capital exigible (capital social susceptible de amortización anticipada a la liquidación de la Sociedad) y 80.000 millones en capital desembolsado.

Programa de financiación

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) lanzará antes de fin de año un programa de financiación a corto plazo centrándose en subastas de letras a 3, 6 y 12 meses, anunció hoy la entidad con sede en Luxemburgo. El objetivo de este programa es dar más flexibilidad a su estrategia de financiación. Subastas de otro tipo podrían sumarse con el tiempo a este nuevo plan.

El máximo responsable del FEEF, el alemán Klaus Regling, indicó que el programa forma parte del mayor alcance que se ha dado a la actividad del fondo para que pueda utilizar sus nuevas herramientas de manera más eficaz.