Concurso necesario de acreedores

El juez aparta a la familia Serrano de la gestión de Seda Solubles

La empresa de café soluble es declarada en concurso necesario

El juez aparta a la familia Serrano de la gestión de Seda Solubles
El juez aparta a la familia Serrano de la gestión de Seda Solubles

El juez Jesús Manuel González Villar, del Juzgado de Instrucción número 1 de Palencia, dictó ayer un auto declarando el concurso necesario de acreedores de la compañía Seda Solubles, líder mundial en la fabricación de café soluble como marca blanca. El concurso fue instado por los bancos acreedores Rabobank, BNP-Fortis y Natixis, que reclaman a la empresa controlada por la familia Serrano 21,5 millones de euros.

El magistrado señala en el auto, al que ha accedido este diario, que procede "acordar la suspensión del ejercicio por la concursada de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio", que será sustituida por una administración concursal. Por el momento, han sido nombrados como administradores el abogado Ignacio María Gómez Bilbao y el economista José Luis Ayala. Una vez que se aporte en el juzgado la relación de acreedores se designará entre ellos un tercer administrador concursal.

Los tres bancos que instaron el concurso de la compañía habían solicitado también al juez la adopción de medida cautelar consistente en su nombramiento como administrador concursal. El juez rechaza adoptar esa medida.

La representación legal del banco holandés y los dos bancos franceses, el despacho Garrigues, destacaba en su solicitud de concurso contra la compañía que para "preservar la actividad de Seda, dado su deterioro actual, resulta necesario que la compañía obtenga financiación circulante. Y ninguna entidad financiera está dispuesta a conceder nueva financiación a los gestores actuales". Además, aseguraba que los propietarios de la compañía habían cometido "graves irregularidades".

En su escrito de oposición al concurso instado por las tres entidades, los abogados que representan a Seda Solubles, Ernesto Jiménez Astorga y Julián Mateos Izquierdo, califican la conducta de estas como "torticera y engañosa". Sospechan que los bancos negociaban refinanciar la deuda con Seda Solubles cuando en realidad querían instar su concurso y ser nombrados administradores.

La actividad parada y salarios sin pagar

Se cumple esta semana un mes desde que Seda Solubles parara prácticamente toda su actividad. Según fuentes que representan a los trabajadores, más de 200, solo 15 personas han estado en sus puestos en la fábrica del grupo en Villamuriel (Palencia). La compañía Gaz de France cortó el suministro eléctrico de las fábricas, donde no entra materia prima. A 30 de noviembre, Seda Solubles adeuda a sus trabajadores la nómina de octubre y noviembre, las extras de verano y de septiembre y el salario variable de 2009 y de 2010.

Seda Solubles fue creada en 1957. A principios de este siglo el grupo llevó a cabo una agresiva expansión internacional a través de alianzas con socios en distintos países del mundo. La compañía facturó en 2009 129,2 millones de euros (131,9 millones en 2008).