Afectan a medio millón de trabajadores

CC OO y UGT anuncian paros por el bloqueo de convenios en alimentación

Las cúpulas patronales y sindicales firmaron el 28 de octubre un compromiso para desbloquear la negociación colectiva pendiente. Sin embargo, un mes después, este compromiso no está actuando plenamente y las federaciones de la industria agroalimentaria de CC OO y UGT anunciaron ayer paros y protestas por la paralización de su negociación colectiva.

Una cosa es lo que pactan las cúpulas de los agentes sociales y otra, a veces muy distinta, lo que ocurre en el día a día de la negociación de los convenios en los sectores. Esta diferencia quedó ayer patente tras saberse que las federaciones de la industria agroalimentaria de CC OO y UGT han convocado movilizaciones (asambleas, concentraciones y paros en la producción) en este sector para desbloquear 363 convenios colectivos que afectan a medio millón de trabajadores. Estos empleados -que suponen el 40% de todos los asalariados de esta industria- aún no han cerrado sus condiciones laborales para este año que ya se está acabando.

Este anuncio de movilizaciones se produce poco más de un mes después de que las cúpulas de los sindicatos y la patronal CEOE-Cepyme firmaran un Compromiso de actuación sobre negociación colectiva pendiente, el 28 de octubre. En dicho pacto, las partes acordaban hacer los esfuerzos necesarios para desbloquear la negociación de casi 3.000 convenios, la mayoría de ellos de nueva firma, que afectaban a 4,6 millones de trabajadores.

Pero a tenor de las movilizaciones anunciadas ayer en la industria agroalimentaria esta predisposición al desbloqueo de las mesas negociadoras no se está dando en todos los sectores. Si bien es cierto que fuentes de la dirección de uno de los sindicatos convocantes aseguran que en otras ramas de actividad que también tenían sus convenios bloqueados, "sí se está moviendo algo", aunque aún es pronto para evaluar el éxito de estas conversaciones porque, según explican, acaban de iniciarse las negociaciones.

Fuentes sindicales aseguran que en otros sectores sí se están reactivando algunas mesas de negociación

Las direcciones sindicales tienen previsto evaluar en los próximos días el cumplimiento tanto de este compromiso de desbloqueo de convenios, como del acuerdo inicial de negociación colectiva (2010-2012) que fijaba para 2011 una horquilla de incrementos salariales de entre el 1% y el 2%.

De hecho, el pacto firmado en octubre pasado, al tiempo que convenía en el desbloqueo de las negociaciones, instaba al cumplimiento del acuerdo inicial de negociación colectiva, después de que la patronal hiciera distintas declaraciones asegurando la imposibilidad de cumplir con los compromisos pactados de subidas salariales, sobre todo para 2012 (entre el 1,5% y el 2,5%).

Otras fuentes del sector aseguran que las cúpulas sindicales no quieren "hacer mucho ruido" con los incumplimientos patronales en las mesas que están bloqueadas porque están negociando en paralelo, con la dirección de CEOE, la prórroga de este acuerdo de negociación colectiva, que garantice la moderación salarial por lo menos hasta el año 2014.

En todo este escenario, fuentes patronales aseguran ser conscientes de que "lo firmado está firmado" en referencia al alza salarial para 2012.

Por ello, sus esfuerzos se centran ahora en intentar convencer a los sindicatos para cambiar la fórmula convenida hasta ahora por ambas partes para fijar año a año los incrementos salariales. Este mecanismo tiene en cuenta la previsión de inflación (la oficial de Bruselas y en los últimos años la usada para los presupuestos generales); la incorporación de cláusulas de revisión para mantener el poder adquisitivo; y la incorporación de parte de la productividad.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, ya pidió la pasada semana, tras entrevistarse con Mariano Rajoy, que las subidas salariales debían desvincularse lo más posible del IPC y ligarse a la productividad.