Casimiro Gracia. Socio presidente de Axis Corporate

"Para ver un cambio hay que ser proactivo"

La consultora Axis Corporate asesora a las empresas en su proceso de transformación y acompaña su salida al exterior en la búsqueda de nuevos mercados.

¿Existen fórmulas fiables para que las empresas salgan de la crisis?

Sí, sin duda. Lo que una compañía no puede es seguir haciendo la cosas del mismo modo. Si se quiere ver un cambio, hay que empezar por hacerlo dentro de la propia empresa, hay que ser proactivo. La experiencia nos dice que aquellas que se transformaron antes de la crisis son ahora mucho más potentes. Es fundamental actuar en el momento óptimo.

¿Cuánto tiempo puede necesitar una compañía para aplicar un plan interno de transformación?

Los plazos dependerán siempre de la profundidad del cambio. Si necesita entrada en un nuevo mercado para mejorar sus cimientos esto puede llevar un par de años; sin embargo, planes de mejora de la gestión ven sus frutos en apenas un trimestre. En cualquier caso, hay que desarrollar la tolerancia a la frustración, ya que no siempre va a funcionar todo a la primera y se necesitará ser persistentes.

¿Cuál es el nivel de internacionalización de la empresa española?

Las firmas españolas están muy orientadas al mercado exterior. Antes ya lo estaban y la crisis nacional lo ha incrementado. Incluso la pequeña empresa se está atreviendo a dar el paso de salir fuera.

Los comienzos siempre son los más difíciles...

Así es, al principio es un salto al vacío: no se sabe si fructificará. Por ello es imprescindible planificar muy bien la internacionalización, identificar los puntos fuertes y estudiar bien el destino. En la inversión en el exterior hay dos situaciones diferentes: las empresas con vocación internacional y aquellas que buscan otros mercados por necesidad, para subsistir.

¿La empresa española puede acceder a la financiación extranjera?

Desde Axis estamos trabajando con empresas que están buscando financiación fuera porque no la encuentran en España, o no con las mismas condiciones, pero hay que justificar bien estas operaciones.

¿Resulta atractivo invertir en España?

En estos dos últimos años hay menos empresas que invierten en el territorio nacional; sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayoría de las multinacionales ya operan aquí. Hay que cambiar la imagen que tenemos en los mercados para buscar ese punto de inflexión en el valor de la marca España. Desde el realismo hemos de mandar mensajes de optimismo. Si miramos las encuestas de las ciudades europeas con mayor valoración, Madrid y Barcelona siempre salen en los primeros puestos.