Muy confidencial

Fernández Tapias y Cerezo cambian a Cristiano Ronaldo por Arturo Fernández

El vicepresidente del Real Madrid, Fernando Fernández Tapias, y el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, volvieron a compartir ayer mesa y mantel. Apenas habían pasado 48 horas desde que el mandatario rojiblanco tuviera sus más y sus menos con Cristiano Ronaldo, ante un atónito Fefé, en la gala del diario As a cuenta de las patadas que el portugués recibió en el derby del sábado. Pero esta vez no hubo escenas de mal gusto. El futbolista no estaba presente en el restaurante madrileño elegido por los comensales, el muy de moda El Qüenco de Pepa, si no que se hicieron acompañar por el eternamente joven Arturo Fernández. No el presidente de la patronal CEIM, sino el actor.

Angulas a la bilbaína y en ensalada, pescados, vinos tintos... fútbol, teatro, cine, ¿negocios?

Tres metros más allá, sorpresa. También comía en el restaurante la mujer de Fernández Tapias, la exmodelo y estilista Nuria González. Ocupaba otra mesa con dos amigas y esperaron durante unos 30 minutos a un cuarto comensal, Jaime de Marichalar. Al parecer González y el ex marido de la infanta Elena, íntimos desde hace años, suelen elegir El Qüenco para sus almuerzos.

Por lo demás, la crisis queda fuera de ese recinto, sin una mesa libre un día tras otro.