Como consecuencia de la inestabilidad de los mercados

El fondo de rescate europeo reconoce que no dispondrá del billón de euros de salida

Klaus Regling, jefe del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), reconoció hoy a parlamentarios alemanes que no podrá disponer del billón de euros que se había previsto por la falta de interés de los inversores extranjeros.

En una intervención ante un grupo de expertos en presupuestos del Bundestag (parlamento), Regling explicó que la inestabilidad en los mercados financieros ha retraído a muchos de los potenciales inversores, especialmente a los asiáticos.

Según varios de los participantes en este encuentro, el responsable del FEEF indicó que con las aportaciones exteriores acordadas hasta el momento "no es factible", frente a lo que se había previsto, multiplicar por cuatro o cinco el capital propio del fondo, de 250.000 millones de euros.

La revista alemana "Der Spiegel" publicó ayer que el FEEF contará solamente con entre 500.000 y 750.000 millones de euros, ya que la fórmula de apalancamiento promocionada por la Unión Europea (UE) para multiplicar los fondos aportados por Los 27 no ha conseguido atraer a los inversores extranjeros.

Esta estrategia financiera permite reducir el capital propio que es necesario aportar para realizar una gran operación, pero implica mayores riesgos.

Agregó que si las autoridades comunitarias esperaban en un principio multiplicar por cuatro o cinco los recursos disponibles del fondo de rescate, ahora se contentarían con doblar o triplicar la aportación de los miembros de la UE.

La publicación argumentó que para evitar el "fracaso" del FEEF -que aporta a los mercados una tranquilidad proporcional a su capacidad de pegada-, si no se puede obtener un mayor apalancamiento, la única alternativa es aumentar el capital inicial propio.

Este incremento implicaría nuevas aportaciones de los estados miembros de la UE, algo que la canciller alemana, Angela Merkel, entre otros líderes europeos, ya ha descartado por la sobrecarga que supone para las cuentas públicas.

El pasado octubre los líderes de la UE acordaron en una cumbre extraordinaria en Bruselas reforzar el papel del FEEF e incrementar su capacidad de actuación mediante la técnica del apalancamiento, ya que si no el fondo no podría servir para eventuales rescates a grandes economías como Italia o España.

Mañana los ministro de Economía y Finanzas de la UE se reúnen en Bruselas para debatir la configuración definitiva del FEEF, para el que se han propuesto dos modelos distintos y una fórmula mixta, y estudiar el volumen de los aportes externos.