Muy confidencial

El difícil reto de robar turistas rusos a Turquía

España se encamina a lograr un año record en el turismo, con más de 56 millones de visitantes, gracias en parte a los viajeros que cambiaron el norte de África por nuestros destinos. Se trata de la tercera mejor marca de la historia, tan sólo superada por el 2007 (58,6) y el 2008 (57,2). En esa conquista han tenido un peso muy importante los mercados europeos tradicionales, como Reino Unido, Francia o Alemania, que siguen trayendo más de la mitad de los turistas, al que se ha sumado el auge de otros emergentes, como Rusia, con un crecimiento del 50% y del que vendrán más de un millón de turistas.

Los grandes destinos, sin embargo, no las tienen todas consigo de cara al año que viene. El deterioro de la zona euro va a obligar a hacer un esfuerzo adicional para tratar de ganar cuota en mercados emergentes, como Rusia, China o India. Algo bastante difícil teniendo en cuenta las restricciones presupuestarias y la ventaja que nos llevan otros competidores como Turquía. De hecho el país otomano recibe al año más de 3 millones de turistas de Rusia (tres veces más que España).

Algo que no es baladí si se tiene en cuenta su elevada capacidad de gasto. Los viajeros rusos gastan durante su estancia en España 150 euros al día, 55 euros más que la media de turistas.