Cierre de las Bolsas europeas

Otro día frio y gris

Jornada de bajadas moderadas. Se empezaba con un intento de subida, en un día de bajo volumen, por la fiesta de Acción de Gracias en EE UU, y por las informaciones del diario alemán, que suele ser bastante sensacionalista de que la CDU empezaba a estar dispuesta a estudiar los eurobonos. Además, los diferenciales de la deuda más problemática, mejoraban, pero esto tenía truco, porque lo hacían más por la subida de rentabilidad del bono alemán, tras la mala subasta de ayer que por otra cosa.

Pero la alegría dura poco en casa del pobre. Sarkozy, había desafiado a Alemania, con comentarios de sus ministros en los últimos días diciendo que el BCE debería actuar como prestamista último. Pero se ha reunido hoy con Merkel, y perdonen la expresión, pero la bajada de pantalones de Sarkozy, ha sido de las históricas... Merkel no a todo, Sarkozy, si a todo...

Es curioso el eufemismo retórico que usa Merkel una y otra vez diciendo que el BCE no puede hacer nada porque tiene que ser "independiente".

Es decir según ella, como tiene que ser independiente, tenemos que ser el único sitio del mundo con un banco central que no sirve para nada. Solo para controlar la inflación por debajo del 2%.

Perdón, pero eso no es ser independiente, eso es ser la lavativa del hospital de los bancos centrales. Es un mandato absurdo, anticuado, y con poco sentido en plena crisis más difícil de la historia moderna .

Todo el mundo empieza ya a ver algo de daño y de incendio en la economía alemana, pero cuantas más dudas surjan acerca de la unión, más presionado se va a sentir el euro y mejor le va a venir a la economía alemana para sus exportaciones, por lo que Alemania tiene la suerte del campeón ya que parece que gana en cualquier movimiento. Todo esto favorece que Alemania siga en sus 13 rechazando los eurobonos y también una mayor implicación del Banco Central europeo.

Esto último es lo que están buscando todos los socios de manera casi desesperada porque todo el mundo es consciente de que detrás de los países no existe un apoyo real y único que sirva como último bastión de defensa.

Que Merkel está jugando con fuego eso lo sabemos todos, y nadie sabe cómo de destruida debe verse la economía alemana para que acaben de actuar sus mandatarios, y algo que juega en nuestra contra es el dato de IFO de Alemania que hemos conocido y que sale mejor de lo esperado, lo que aviva la impresión de que todo está por empeorar mucho más antes de empezar a mejorar.

El Bund, grancias a las bajadas recientes, ha ganado especio para subir al ver más rentabilidad, por lo que vuelve a mejorar también. Lo dicho, la economía son todos contra Alemania y gana siempre... ¿hasta cuándo?

Dando un repaso a la situación técnica del futuro del mini:

Vemos que ya ha retrocedido el 61,8% de Fibonacci del último tramo de subida. Por ello si pierde este nivel, dando algo de filtro, si pierde el 1.150, peligro claro de bajadas mucho más fuertes. Por encima resistencia fuerte en la zona de 1.200 a 1.220.