Muy confidencial

Las artimañas de la banca para captar pasivo

El sector financiero español da una nueva vuelta de tuerca para captar pasivo y conseguir retener a sus clientes. Depósitos, pagarés... Y ahora ganchos más sofisticados. Un gran banco español ofrece a sus clientes préstamos al consumo a un tipo de interés muy atractivo, el 5,5% TAE cuando la media para los clientes vinculados se sitúa actualmente en el entorno del 10%. Además promete la eliminación de todas las comisiones: estudio, apertura e incluso la de cancelación anticipada del crédito. Eso sí, a cambio obliga a los interesados a contratar un depósito a cinco años remunerado al 2,5%.

Una pírrica rentabilidad si tiene en cuenta que el Tesoro español paga ya por las letras a tres meses el 5,11% y a seis meses el 5,22%, forzado por la escalada de las primas de riesgo (el diferencial que exigen los inversores sobre el bono alemán para comprar deuda), que en el caso de la española transita desde hace días por la peligrosa zona de entre los 450 y los 500 puntos básicos. Y en los plazos más largos sucede lo mismo. De hecho, por los bonos a diez años se abona más del 7%.