Vida profesional

El 35% de despachos prima el cambio fiscal al laboral

Consideran que abaratar el despido generará más trabajo.

El 35 de despachos prima el cambio fiscal al laboral
El 35 de despachos prima el cambio fiscal al laboral

Los pequeños y medianos despachos afrontan la nueva etapa de Gobierno del PP reivindicando como prioridad un cambio de fiscalidad adecuada a los tiempos frente a una reforma laboral, que estaría en un segundo lugar. Esto es, al menos, lo que opina el 35% de los 1.100 despachos consultados en Madrid por la consultora Sage, mientras que para el 29% de los entrevistados lo más acuciante serían las políticas de empleo.

El acceso a la financiación y a la innovación se convierten en otros dos asuntos clave. El 22% de los bufetes medianos cree que el primer problema a resolver es el acceso a los fondos frente a un 14% que aboga por incrementar las ayudas a la innovación y al emprendedor.

En Cataluña, por el contrario, la reforma laboral se convierte en lo prioritario. Un 35% de las firmas legales considera que es un asunto urgente, mientras que un 28% prefiere decantarse por el acceso a la financiación. En este sentido, el 73% de los letrados de Cataluña cree que abaratar el despido favorecerá la creación de empleo, algo en lo que también coinciden el 60% de madrileños.

El 33% piensa que abaratamiento potenciará la incorporación al mercado laboral durante los años 2013 y 2014 y solo un 8% opina que lo hará antes, en 2012.

No obstante, los bufetes pequeños y medianos no consideran que la situación de su sector sea "muy mala", de hecho únicamente un 4,3% mantiene una actitud tan pesimista, y algo más de la mitad de ellos, el 55%, registra a estas alturas del año un volumen similar de clientes al de los últimos cuatro meses del ejercicio.

El sector del comercio y de la hostelería se erige como el que más ha incidido en la pérdida de clientes, que según la encuesta realizada por Sage se sitúa entre el 8% y el 22%, "una tendencia alarmante en sectores que en cuatrimestres anteriores tenían buen comportamiento", según Sage.

En oposición a esto, las compañías relacionadas con las tecnologías de la información empiezan a demandar cada vez más servicios de asesoría jurídica, lo que abre el abanico a nuevos clientes. Este panorama provocó que el 46,5% de las asesorías jurídicas redujeran o contuvieran sus márgenes de beneficio entre un 5% y 15% como estrategia empresarial para seguir en el mercado.

De cara a los próximos meses, las asesorías y despachos de abogados tienen intención de invertir en la adquisición y renovación de la propia infraestructura tecnológica. Al menos, así lo indican el 42,3% de las empresas. Además, un 22,7% abogan por planes de formación continuada.

El asesoramiento en materia de fiscalidad sigue siendo la actividad principal de los despachos profesionales, según advierte un 28% de los encuestados. Le sigue laboral, con un 21%, y contabilidad, con un 19%.

"Este año apostamos por la transformación, por la capacidad de las empresas del sector para reinventarse. El camino que proponemos a las asesorías y despachos profesionales es transformarse en despachos inteligentes, porque una organización que optimiza sus recursos puede sacar un rendimiento óptimo y adaptarse a los cambios", añade José María Raventós, director general de Sage Despachos Profesionales.

Los bufetes empiezan a trabajar en 'cloud'22%

El 20% de los despachos consultados por Sage aseguran que están empezando a trabajar en cloud o en la nube con sus clientes como fórmula para ahorrar costes. "Con las aplicaciones en la nube, el despacho no necesita invertir en hardware ni realizar tareas de mantenimiento del software. Además de estar constantemente actualizadas sin necesidad de intervención del despacho", explican desde la consultora.

Este tipo de modelos también se utiliza para aportar mayor valor añadido a los clientes, que difícilmente se podría realizar en modo PC. "Se puede compartir la información todos los días del año y desde cualquier dispositivo con navegador. Se permite consultar información histórica e intercambiar datos entre el cliente y asesores, así como sincronizar automáticamente la documentación", explicaron.

Trabajar en la nube reduce los errores por parte del personal del asesor y crea un canal exclusivo de comunicación del asesor con su cliente y de este con los suyos, en aplicaciones como portal del empleado simplificando el intercambio de datos. Todo ello supone un ahorro de tiempo para el despacho, permitiéndole ofrecer un mejor servicio y una asesoría de calidad a sus respectivos clientes.

El 59% de los despachos de abogados cree que la e-Administración es una oportunidad de negocios. Desde su punto de vista, la reinvención de las firmas debe pasar principalmente por la anticipación de los servicios, la actualización de las tecnologías de la información, la mejora en la satisfacción de clientes y por último el aumento de la eficacia y la gestión del conocimiento de los propios despachos.