Prevén nuevas medidas de austeridad

¿Cómo afectará el cambio de Gobierno a la economía y a las empresas?

Ante las expectativas de un cambio de Gobierno tras las elecciones del próximo 20 de diciembre, los analistas lanzan sus previsiones sobre el impacto que tendrá en la economía y en el sector empresarial. Todos coinciden en que las nuevas medidas de austeridad son inevitables.

Los candidatos de PSOE y PP, Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy
Los candidatos de PSOE y PP, Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy

Hay consenso entre los analistas: habrá más ajustes. Obviando la alternativa de una subida de impuestos, los recortes en el gasto público son la única vía para cumplir los objetivos de consolidación fiscal marcados por la UE. Tras la constatación de que España no alcanzará la meta del 6% este año, el esfuerzo será aún mayor. Pero el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, se ha comprometido a cumplir el 4,4% para el próximo año hasta alcanzar el 3% exigido para 2013.

Merrill Lynch compara el futuro escenario con lo ocurrido en Reino Unido tras los úlitmos comicios. "Las impopulares medidas de ajuste fiscal suelen ser postergadas hasta después de las elecciones", señala en un informe. No duda de que Rajoy seguirá la estela de su homologo conservador, David Cameron, centrando el foco en la cuentas de las comunidades autónomas y acelerando los procesos de privatización. Los expertos consideran que las nuevas medidas ayudarán a mitigar la presión sobre la deuda pública, pero estiman que el efecto positivo dependerá de la capacidad de crecimiento de la economía española.

El banco estadounidense pronostica que los inevitables ajustes provocarán no solo un estancamiento de la economía, sino un contracción del 1% del PIB en 2012. La sección de análisis Lex del diario británico Financial Times comparte el mismo análisis. Da por hecho que continuará el ajuste y recomienda al nuevo Ejecutivo un delicado equilibrio entre la contención del gasto y el peligro de una recaída en la recesión. Reformar el mercado laboral y, una vez más, atar a las comunidades autónomas, son sus recetas.

Ahorro Corporación apunta directamente a los sectores que más notarán el giro de timón. Las entidades financieras, infraestructuras, farmacéutico y servicios públicos se llevarían la peor parte. El principal beneficiario será el sector de los medios audiovisuales.

Santander y BBVA

El nuevo Gobierno afrontará el remate de la reestructuración financiera, que se ha encarecido tras las últimas estimaciones de la Autoridad Bancaria Europea. Merrill Lynch augura que el coste será de entre el 3 y el 4% del PIB.

El previsible endurecimiento de las provisiones por el ingente stock de inmuebles afectará a todas las entidades financieras. La caída del precio desde el 2008 ha sido cercana al 20% y descenderá aun más. Son 22.596 millones los activos adjudicados de la banca cotizada en Bolsa (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular, Sabadell, Bankinter y Pastor) y solo se han provisionado 7.193, tras la respuesta del Banco de España de instaurar una provisión del 30% del valor contable de aquellos inmuebles con más de dos años en cartera.

Teniendo en cuenta el descuento que aplica el Banco de España sobre el valor de las garantías para el calendario de provisiones de la cartera morosa, desde Ahorro Corporación creen posible que la provisión se eleve al 40%. BBVA y Santander sufriría un impacto en su core capital del 1,4% y 1,2% respectivamente. Banesto (9,5%), Sabadell (8%) y Popular (6,9%) sufriría más aún, según Ahorro Corporación.

Telefónica

Los resultados del tercer trimestre han revelado los primeros números rojos de la compañía desde 2002, lastrados por el reciente ERE y la compra de la brasileña Vivo. Merrill Lynch plantea tres posibles riesgos para 2012. Primero, una rebaja de la calificación como consecuencia de una posible degradación de la nota para capacidad crediticia de España. Desde el verano, S&P y Ficth ya han recortado la nota de la operadora. Segundo, las medidas de reducción de gasto que, previsiblemente se llevarán cabo para cumplir los objetivos de consolidación fiscal, ahogarán aun más el consumo privado, lo que conllevará a un descenso en los beneficios por las tarifas. No obstante, el negocio móvil fue el más afectado en el último trimestre, con una caída del 11% entre junio y septiembre. Tercera, posibles cambios fiscales y regulatorios.

Ebro Puleva

No, en principio un cambio de Gobierno no va afectar al consumo de arroz, pasta o salsas, los productos que comercializa Ebro Puleva. Pero sí puede tener incidencia en su cotización el hecho de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) venda la participación que todavía controla en el grupo de alimentación, según explica en un informe publicado hoy Ahorro Corporación. La SEPI es titular del 10,2% de las acciones de Ebro Puleva.

El Gobierno presidido por Zapatero tomó la decisión de vender las participaciones de la SEPI, pero esta anunció el pasado 12 de octubre que aplazaba las desinversiones ante la desfavorable situación de los mercados financieros. En Ahorro Corporación, sin embargo, estiman que "en el medio plazo la venta de estas participaciones seguirá en el punto de mira, puesto que la liquidez de estos activos supondría para la Administración una vía rápida de ingresos".

Red Eléctrica

La empresa encargada gestionar el sistema eléctrico español puede verse afectada en función de las medidas que el nuevo Gobierne ponga en marcha para reducir o eliminar el déficit de tarifa, que en 2011 ascenderá a unos 4.000 millones, según Ahorro Corporación.

Los expertos del departamento de análisis del brazo financiero de las cajas de ahorro señalan que una fórmula para eliminar el déficit es reducir los costes regulados del sistema, que ascenderán en 2011 a 17.701 millones. "La reducción de estos costes podría venir por la menor retribución a las redes de distribución o transporte, afectando negativamente a las eléctricas, en especial a Red Eléctrica", sentencian.

Si como ha ocurrido en Italia, el Gobierno decide subir el impuesto especial sobre la electricidad y se aplican a las empresas transportistas (Red Eléctrica y Enagás) -que ahora no lo pagan- la compañía más perjudicada sería Red Eléctrica, según Ahorro Corporación. Adicionalmente, la SEPI controla el 20% de su capital.

Enagás

Bank of America Merrill Lynch advierte que el gestor técnico del sistema gasista español puede verse afectado por un cambio regulatorio que reduzca la rentabilidad de sus inversiones. Al igual que a Red Eléctrica, podría afectarle una eventual subida del impuesto especial sobre la electricidad, según Ahorro Corporación. Además, la SEPI participa con el 5%.

IAG

Del mismo modo que Enagás, Red Eléctrica y Ebro Puleva, la aerolínea podría verse afectada si la SEPI vende el 2,7% del capital que todavía controla en la empresa.

Mediaset y Antena 3

El sector de los medios audiovisuales será el gran beneficiado, según Ahorro Corporación. Una de las medidas que ha incluido el PP en su programa electoral es la reforma de las televisiones autonómicas. El objetivo de reducir el impacto en los déficits de las Comunidades Autónomas, 13 de las cuales cuentan con una radiotelevisión pública. En caso de cierre, y asumiendo que el 50% de sus publicidad se traspasara al resto de televisiones, Mediaset (Telecinco) y Antena 3 aumentarán entre un 4% y un 5% sus ingresos en el periodo 2012-2013.