La eurozona, en la cuerda floja

La escalada de la prima de riesgo obliga a España a pagar por la deuda el 7%

Se cumplieron los peores augurios. La escalada de la prima de riesgo, que ayer rozó puntualmente los 500 puntos básicos, obligó a Tesoro español a pagar el 6,975% para emitir bonos a 10 años, el tipo de interés más alto desde 1997. Una cota que alerta de que un país está al filo del rescate.

La crisis de deuda se propaga por toda la zona euro a velocidad de crucero. El brusco ascenso de las primas de riesgo ha disparado en cuestión de días los costes que tienen que asumir los Estados para endeudarse, lo que amenaza con estrangular el crecimiento de las economías más fuertes de la región. La prima de riesgo española rozó ayer los 500 puntos básicos, un nivel por encima del límite a partir del cual la cámara de contrapartida LCH Clearnet aumenta las garantías exigidas a bancos para conseguir financiación, algo que ya sucedió con Italia la pasada semana. Ayer, dos Tesoros, el español y el francés, se sometían al examen del mercado y los resultados fueron dispares. España se vio obligada a pagar el 6,975% para emitir bonos a 10 años, 1,079 puntos más que en la subasta de septiembre, con lo que el tipo de interés se sitúa en cotas de 1997. La demanda, además, no fue muy boyante, al superar en 1,54 veces el volumen adjudicado (1,8 veces en septiembre), una señal que refleja cierta desconfianza hacia los títulos españoles. Cumplió su objetivo, pero de manera muy ajustada: colocó 3.273 millones, frente a la banda de entre 3.000 y 4.000 millones fijada.

El Tesoro galo no sufrió tanta presión. Emitió bonos a 2, 4, 5 y 10 años a un interés de entre el 1,78% y el 2,32%, algo por encima de las anteriores subastas pero el salto no fue tan brusco como en España. Captó más de 9.000 millones. Aun así, el diferencial de Francia con Alemania sigue en niveles críticos de 174 puntos básicos -y alcanzó ayer los 200-, mientras que el de Italia está en 495, el de Bélgica (300) y el de Austria (169). El español cerró en 459 puntos, gracias a los rumores de que el BCE estaba comprando deuda española e italiana y a la posibilidad de que prestara dinero al FMI para que este acudiera en ayuda de los países rescatados. El bono a 10 años marcó otro récord histórico en el 6,49%.

Los expertos consideran que la actuación del BCE no está siendo lo suficientemente contundente, al igual que critican la falta de unidad entre los líderes políticos para tomar medidas y atajar la crisis de la deuda. "El BCE debería comprar más deuda y bajar más los tipos", señala David Cano, director general de Afinet. Cano descarta una ruptura del euro o un rescate de España y recuerda que la carga de intereses de la deuda sobre el PIB es del 2,5%, similar a la de Alemania y muy por debajo del 5% de Italia. No obstante, alerta de que estos elevados costes de endeudamiento de los Estados lastrarán el crecimiento y complicarán el camino para reconducir los elevados déficits.

"Pensamos que las soluciones ya no tienen que ver con nuevos rescates, sino con nuevas normas de funcionamiento: un BCE más activo en la defensa de las deudas soberanas y pasos hacia la integración fiscal y los eurobonos. Como la presión actual del mercado no es sostenible durante mucho tiempo, el incentivo para tomar decisiones es especialmente alto. Sin embargo, los puntos de desacuerdo político son importantes, así que la cuerda seguirá tensa. Confiamos en que no se rompa", apunta Antonio Zamora, de Banco Sabadell.

EL FGD podrá comprar bonos

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de entidades de crédito, de bancos, cajas y cooperativas, podrá comprar deuda pública a partir de ahora, tras la autorización del Ministerio de Economía y Hacienda. Expertos consultados por Europa Press explicaron que esta autorización permitirá al FGD obtener rendimientos en este mercado de renta fija sin necesidad de que un intermediario participe en la operativa.