El Gobierno ya preveía con las medidas de agosto un crecimiento menor

Salgado asegura que la rebaja de la previsión del PIB no afectará al objetivo de déficit

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró hoy que la revisión a la baja de la previsión de crecimiento económico para 2011, del 1,3% al 0,8%, no afectará al cumplimiento del objetivo de déficit del 6%.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y a preguntas de los periodistas, Salgado aseguró que la rebaja en cinco décimas de la previsión de PIB para este año no significa que haya un nuevo cuadro macroeconómico.

La vicepresidenta económica explicó que cuando se conocieron los datos relativos al segundo trimestre, la desaceleración "hacía más difícil llegar al 1,3% previsto". Así, en un contexto de ralentización económica que se ha acelerado en toda la Unión Europea, la nueva estimación se sitúa "en el entorno del 0,8% o ligeramente superior". Una cifra que los expertos consideran optimista pero que, dice Salgado, no afectará al objetivo de déficit público fijado en el 6%, que se cumplirá "cómodamente".

La titular de Economía aseguró que el Gobierno anunció en agosto varias medidas para garantizar la consolidación fiscal y el objetivo de déficit considerando que el crecimiento pudiera ser menor. Salgado afirma que se cuenta con el margen suficiente para que no haya ninguna desviación y concretó que el importe total de los intereses de la deuda que pagará el Estado este año será de entre 3.200 y 3.400 millones de euros, inferior a los 27.000 millones inicialmente presupuestados por el Tesoro.