El selectivo pierde un 2,15% y la prima de riesgo alcanza nuevo récord: 432 puntos

Máximo riesgo-país

Una jornada que se presumía balsámica se ha tornado en todo un caos para la deuda española. La prima de riesgo alcanza un récord de 432 puntos básicos, arrastrada por la alta rentabilidad del bono a diez años, que sube al 6,11%. El Ibex se resiente y pierde un 2,15% (8.372 puntos), cediendo de un plumazo los 8.500 y los 8.400 puntos.

Los mercados de deuda han tensado la cuerda hasta niveles récord en el caso español
Los mercados de deuda han tensado la cuerda hasta niveles récord en el caso español

Cumbres, acuerdos, planes de rescate, referéndums neutralizados, primeros ministros dimitidos y repuestos por otros al gusto de las instituciones... Poco le queda a Europa por experimentar en esta crisis del euro que parece no tener fin, se tome la medida que se tome. En un día que se preveía calmado tras la aprobación de las medidas de austeridad en Italia, la consiguiente dimisión de Berlusconi y su sustitución por Mario Monti, figura de consenso entre los guardianes del euro, la prima de riesgo española ha tocado un nuevo récord, los 432 puntos básicos, su bono a diez años ha sobrepasado el 6,1% de rentabilidad y el Ibex se ha desplomado un 2,15%. En Italia, el diferencial llega a los 490 puntos y la rentabilidad de su bono crece hasta el 6,71%. Nada mal para una jornada que se presumía tranquila.

Y así lo parecía al inicio de la sesión, con subidas generalizadas, aunque no importantes. Algo más destacadas en Italia, que superaba el 1% positivo. Hasta que se cruzó en el camino la mala subasta de este país, que pagó un interés récord del 6,29% para colocar 3.000 millones en letras a cinco años. Recordemos que la rentabilidad por el doble de tiempo es del 6,71%, y que en la anterior subasta de este tipo el interés fue del 5,32%. Todo por una demanda modesta de 1,469 veces la colocación.

Esto ha desencadenado el pesimismo en los parqués y la tensión en los mercados de deuda. Sobre las 12 de la mañana, cuando se conocía el resultado de la subasta, los distintos indicadores variaban sin vuelta atrás. La prima española pasaba de los 407 puntos básicos a los 432 en los que se sitúa al cerrar el Ibex. La rentabilidad del bono a 10 años, del 5,9% al 6,11%, y el del italiano, del 6,4 al 6,7, mientras que su prima se elevaba de 456 puntos básicos a 490. El nivel del diferencial español es un nuevo récord, mientras que el bono aún se mantiene lejos, pero cada vez menos, del 6,3% de rentabilidad que registró en verano.

IBEX 35 7.039,70 0,26%
DAX XETRA 12.660,25 0,47%
CAC 40 4.933,34 0,90%

Tampoco ha sido del todo tranquilizador el hecho de que el Banco Central Europeo rebajara el volumen de compra de deuda soberana durante la semana pasada, en medio de la crisis italiana, cuando su diferencial se disparó por encima de los 552 puntos. Pese a que se rumoreó con compras masivas, éstas se quedaron en menos de la mitad que en la semana anterior: 4.478 millones de euros.

No es esta una buena semana para que la deuda española alcance estos niveles de tensión, ya que el Tesoro espera recaudar hasta 7.500 millones en los mercados. Mañana en forma de subasta de letras a 12 y 18 meses, con un objetivo de entre 2.500 y 3.500 millones de euros. El jueves, en letras a diez años, por lo que el nivel de rentabilidad actual debería relajarse para entonces.

El selectivo español cambiaba las ganancias por las pérdidas, que alcanzaban el 1,5% en la media sesión, y que se agravaban durante la tarde hasta el 2,15% del cierre. Los bancos han sido los principales damnificados de una jornada nefasta: BBVA cierra perdiendo un 3,24%, Santander un 2,70 %, Popular un 2,74% y Bankinter un 2,31%. Todos los valores del Ibex han cerrado en negativo.

La Bolsa italiana, que ganaba cerca de un 1% hasta la media sesión, pierde un 1,99%, con algunos de sus bancos registrando importantes pérdidas. Unicredit, del 6,18%, Banca Popolare di Milano cede un 5,95% e Intesa un 4,13%.

En Francia y Alemania, las caídas han sido más moderadas, pero igualmente desalentadoras. El CAC galo pierde un 1,28%, con sus principales bancos también en números rojos: Société pierde un 1,22% y BNP un 1,30%. Mientras, en Frankfurt la caída es del 1,19%. Deutsche Bank pierde un 1,24% y Commerzbank un 1,37%.

Bélgica también ha resultado afectada por la tensión de deuda que recorre hoy Europa. La rentabilidad de su bono a diez años repunta a un 4,594% tras abrir en un 4,48%. Su prima de riesgo avanza hasta el entorno de los 280 puntos básicos, afectada también por la menor rentabilidad del bono alemán, que baja al 1,77%. Su Bolsa pierde un 1,5%.