El grupo perdió 396 millones en el trimestre

Sony pierde 396 millones en el semestre

El gigante japonés de la electrónica Sony perdió 42.500 millones de yenes (396 millones de euros) entre abril y septiembre, primer semestre del año fiscal, frente al beneficio de 56.900 millones de yenes (530 millones de euros) del mismo periodo de 2010.

El beneficio operativo del grupo en estos seis meses retrocedió un 80,9%, hasta los 25.900 millones de yenes (241,6 millones de euros), al tiempo que sus ingresos por ventas bajaron un 9,6% y se situaron en 3 billones de yenes (28.642 millones de euros).

En el trimestre que va de julio a septiembre, el fabricante nipón registró una pérdida neta de 27.000 millones de yenes (252 millones de euros), tras obtener un beneficio de 31.100 millones de yenes (290 millones de euros) en el mismo periodo de 2010.

Además, tuvo una pérdida operativa de 1.600 millones de yenes (15 millones de euros), frente al beneficio operativo de 68.700 millones de yenes (641 millones de euros) del año anterior, y sus ventas cayeron un 9,1% hasta 1,57 billones de yenes (14.695 millones de euros).

Sony subrayó el impacto en sus resultados de la fortaleza del yen, que en el semestre entre abril y septiembre se movió en la banda de las 78,8 unidades frente al dólar, un 11,6% más alto que el año pasado.

Además del yen y de la debilidad de su división de televisores, sector en el que va por detrás de rivales como Samsung Electronics o LG Electronics, Sony indicó que en sus resultados de este ejercicio pesará también el impacto de las inundaciones en Tailandia, que han anegado parte de sus complejos industriales en ese país.

Así, además de las pérdidas netas, Sony prevé que en el ejercicio 2011, que concluye en marzo de 2012, tendrá un beneficio operativo de 20.000 millones de yenes (186 millones de euros), un 90 por ciento menos de lo estimado en julio y muy por debajo de los 199.800 millones de yenes (1.864 millones de euros) que logró en 2010.