Merkel también exige "claridad" a Papandréu

Francia pide a Grecia decir claramente si quiere seguir en la zona euro

François Fillon, primer ministro francés, dice que la celebración del referendo "puede tener consecuencias muy graves para Grecia y el resto de Europa".

El primer ministro francés, François Fillon, lamentó hoy la decisión del Gobierno griego de someter a referendo el plan de rescate financiero a Grecia aprobado la semana pasada y pidió al país que diga "rápido y sin ambigüedad si quiere conservar su lugar en la zona euro". El anuncio del primer ministro griego, Yorgos Papandréu, sobre la celebración de un referendo "puede tener consecuencias muy graves para Grecia y el resto de Europa", dijo Fillon durante la sesión de control al Ejecutivo en la Asamblea Nacional, en la que lamentó "solemnemente ese anuncio tomado de manera unilateral".

Las presiones también llegan desde Alemania. La canciller Angela Merkel también ha exigido hoy "claridad" al primer ministro griego, Yorgos Papandréu, si quiere seguir siendo receptor de la solidaridad europea. La jefa del Ejecutivo federal ha confirmado que hoy se entrevistará con Papandréu en Cannes (Francia), en la víspera de la cumbre del G20, para estudiar si el programa de ayuda financiera a Atenas acordado en la cumbre de la eurozona de la semana pasada sigue vigente.

La canciller prefirió no abundar más en la cuestión y se limitó a señalar que el Gobierno alemán "ha tomado nota oficial" del anuncio de Papandréu, después de que ayer el primer ministro heleno se lo transmitiese personalmente a Merkel por teléfono. Poco antes, en un encuentro rutinario con periodistas el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, acusó veladamente al primer ministro griego de falta de responsabilidad y previsión.

El portavoz del Gobierno alemán señaló que Europa entera se encuentra ante una "difícil situación" y que en los próximos días se decidirán los pasos a dar en el asunto de Grecia tras los últimos acontecimientos.